Psicología, Educación, Salud y Vida

20121230-205524.jpg

 

En un día como hoy, 30 de diciembre, todos estamos más sensibles a un tipo de reflexiones que nos hacen revisar los acontecimientos más relevantes del año que termina, tanto en el ámbito personal como en el social.

Acabo de mirar el periódico y cierto es que se me encoge el alma ante la cantidad de acontecimientos difíciles que han ocurrido en 2012, tanto en nuestro país, como en el resto del mundo.

Siempre opino que la vida es un transcurrir de ciclos, que las cosas no son buenas ni malas por definición y que las desgracias, hasta las más duras, pasarán, porque todo pasa, nada es eterno.

Así que a la hora de adoptar una postura vital, yo siempre me decanto por la postura del optimismo. Pero no de una manera tonta, sin tener en cuenta los aconteceres de alrededor, sino por la sencilla razón de que anclarnos en la negatividad no nos conduce a ningún lugar.

Hay que superar todo, hay que salir de la crisis, hay que aceptar la enfermedad y las desgracias,… Más que nada porque sí no aceptamos lo que nos ocurre, no lo podremos superar.
Psicológicamente, en cualquier proceso de abordaje y solución de cualquier conflicto o situación, el primer paso es aceptar. Porque si lo acepto, lo hago propio, si lo hago propio, me implico y, si me implico, es cuando lo puedo modificar.

Es una postura vital un tanto lógica, pero que a muchas personas les cuesta mucho mantener, porque no se lo han cuestionado, o porque piensan que bastante desgracia tienen con lo que tienen como para, encima, tratar de entenderlo y superarlo. Pero así no se avanza, no se crece, no se cambia, no se desarrolla la RESILIENCIA, concepto que implica la capacidad del ser humano para sobreponerse al dolor, aprender de el, y seguir hacia adelante.

Por otra parte, también pienso que hay una innegable desviación en la información que nos dan los diferentes medios de comunicación. Si analizas un periódico o un telediario, más del 70% de las noticias son negativas,… desgracias, problemas sociales, económicos, guerras,… Dificultades por todos los lados. De acuerdo, están ahí. Sin embargo, también pasan cosas buenas susceptibles de informar, historias de superación, cosas de la naturaleza, de viajes, de niños, de éxitos, de personas mayores, de seres humanos,… Pero de ello no se habla o escasamente, cuando podría ser una forma de mostrar  y aumentar, en tan poderosos medios, cierto grado de optimismo y esperanza ante la vida, ante las circunstancias sociales y personales.

Bueno, con todo ello, cada uno somos responsables de la postura que adoptamos ante todas las cosas. Y te aconsejo que pongas en marcha la positividad y la inteligencia emocional. Porque esta actitud te ayudará a aceptar mejor y superar lo que la vida te tenga preparado.

Pues eso, en mi último post de mi jovencísimo blog, quiero desearte un buen 2013, que seguro que tiene venturas y desventuras, pero si las aceptas, crees en ti y muestras resiliencia ante los problemas, seguro que en tu camino empiezan a aparecer no sólo espinas, sino también rosas, muchas rosas.

Con mis mejores deseos, Asun 😉
20121229-170134.jpg

 

Anuncios

Comentarios en: "Cosas de la vida…" (1)

  1. Pepe Adame dijo:

    Totalmente de acuerdo contigo, POSITIVISMO es la única herrramienta que conozco para superar todo lo que la vida nos va dejando pegado a nuestra existencia.
    Feliz año también para ti y mis deseos de que si tus rosas llegaran con algunas espinas, estas forman parte también de su belleza. Besitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: