Psicología, Educación, Salud y Vida

Archivo para enero, 2013

… pensando sobre la Orientación Educativa…

Por si no lo sabías, la Orientación Educativa es un proceso continuo de asesoramiento y apoyo para el desarrollo integral de los chicos y chicas desde que son bien pequeños y que engloba a ellos mismos, a sus familias, a sus profesores y al entorno social en el que se desenvuelven. 

Existen muchos modelos de orientación y todos, sobre el papel, quedan muy bonitos,… pero pienso que ya es hora de pasar del papel a la mejora de la práctica.

Para que las cosas tuvieran más sentido común, todo modelo de Orientación Educativa debiera, desde mi punto de vista, priorizar SIN FALTA estos matices:

–          Mas PREVENCIÓN haría que hubiera menos intervención.

–          Si realmente se buscara el desarrollo de TODAS las potencialidades de los  niños, cada uno debiera poder llevar adelante sus talentos, inquietudes, gustos, deseos, creatividad,…

–          Si se cambian las prioridades del diagnóstico hacia el ENTENDIMIENTO completo del niño como un ser humano dentro de un sistema familiar, escolar, social,… todo puede tener más sentido. No hacen falta tantos test, sino comprender, hablar, mirar para ver, no solo por fuera, sino por dentro,…

–          Trabajando con y desde la INTELIGENCIA EMOCIONAL como motor fundamental en las personas. Todos hablamos de ella, pero… ¿cuántos saben de qué va?, ¿cuánto y cuándo se habla de sentimientos?, ¿cómo los reconocemos y modificamos? ¿quien trata de ponerla en práctica?, ¿quién la tiene incorporada en el currículo?, ¿quién se cuestiona a sí mismo?…

–          Planteando y viendo las situaciones desde la PSICOLOGÍA POSITIVA. No desde lo que falta, sino desde lo que ya tenemos para, desde ahí, mirar hacia adelante. Recordemos que la psicología en positivo no es algo raro, sino la única forma de abordar las situaciones emocionales, educativas, sociales,…  dile a un niño o joven que eso le ha salido bien, o que reconoces su esfuerzo  si quieres motivarle a que continúe hacia adelante, superándose… Esa forma de actuar sería comenzar a aplicar la ps. positiva.

–          Implicando de manera directa a las FAMILIAS, no solo para informarles, sino haciéndoles partícipes en programas educativos realizados desde el centro (tipo escuelas de padres, talleres) como ejes-clave en el desarrollo educativo y completo de sus hijos.

–          Trabajando CON las familias, para ayudarles en la adquisición y aprendizaje de patrones educativos coherentes.

–          Dando opción de formación a OTROS ÁMBITOS de la sociedad. La escuela no debe ser un espacio cerrado en el que solo los que estamos dentro tenemos algo que decir. Todos podemos aprender y colaborar desde la reciprocidad.

–          La escuela debe ser un lugar ABIERTO, donde no haya fisuras entre la misma y la vida y la sociedad externas. No puede ser que el aprendizaje dentro del contexto escolar sea poco útil en el exterior.

–          Desarrollando TODOS los TALENTOS de los niños, no dando el protagonismo absoluto a las consideradas áreas fundamentales (lenguaje y matemáticas del currículo.  ¿Y el arte, las ciencias, la geografía, el dibujo, la música, la naturaleza, la carpintería, la cocina….?

–          Potenciando la CREATIVIDAD, como motor de las sociedades, de los descubrimientos, de la espontaneidad, de los avances, del progreso,…

–          Trabajando sistemáticamente en GRUPO de forma colaborativa y cooperativa. Donde unos enseñen a otros, haya debate, todos aprendan de todos, saquen conclusiones, sean capaces de hacer exposiciones orales, llegar a resultados por ellos mismos…

–          Creando espacios y tiempos fundamentales de LECTURAS COMPARTIDAS. Con contenido, análisis, conclusiones,…

–          Enseñando de forma real y con estrategias adecuadas a RESOLVER CONFLICTOS, así como a generalizar los aprendizajes en situaciones naturales.

–          Introduciendo el COACHING EDUCATIVO (sobre todo en el 3º ciclo) como medio para ayudar a los niños en su proceso de crecimiento y toma de decisiones.

–      … y creyendo y teniendo certeza de que la orientación educativa no consiste solo en poner un parche a esa dificultad del niño y pasarle test y más test, hacer un diagnóstico y unas someras orientaciones… sino en tratar de intervenir en todo su entorno y conseguir que la respuesta educativa sea como en Fuenteovejuna (todos a una). Aun queda camino que recorrer.

… Podría continuar, pero por hoy,… os hacéis una idea, ¿no?

Ah, y si tienes hijos o niños y jóvenes alrededor en edad de escolaridad obligatoria, que sepas que cerca de él/ella hay un orientador/a. Déjate asesorar.

Abrazos 😉

Anuncios

10 ocupaciones…

girasoles

    1. Ocúpate de sentirte bien… puedes hacer mucho por ello. Más que nada porque la vida es un periodo muy frágil y, si lo piensas, ¿qué sentido tiene andar amargándonos y sufriendo? Las emociones son la salsa de la vida,… así que procura que esta salsa sea rica y aderece adecuadamente tu camino.
    2. Ocúpate de tu alimentación… el cuerpo y la mente responden en gran medida según lo que ingerimos. Las reacciones químicas tienen lugar a partir de lo que entra en el organismo. Si tienes una dolencia, investiga y trata de poner algo de tu parte para la recuperación. No todas las soluciones están en los médicos ni en las medicinas. Busca también alternativas naturales. La naturaleza siempre tiene remedios para nosotros. Solo hay que conocerlos.
    3. Ocúpate de tu trabajo… no lo hagas solo como algo que te proporciona el sueldo. Pasas muchas horas en esa actividad, así que intenta buscarle el puntito, seguro que lo tiene. No protestes repetidamente. Así, sufre tu salud física y mental. Acepta las situaciones y trata de mejorarlas. Siempre se puede hacer algo. Siempre se puede hacer mucho.
    4. Ocúpate de controlar la ira… Demasiado a menudo, ante circunstancias contrarias a nuestros pensamientos o expectativas, reaccionamos con una gran dosis de ira, como si la vida nos fuera en ello. Y la ira no resuelve,  solo estanca el problema, lo asienta en el aparato digestivo, nos hace sufrir emocionalmente, nos enferma físicamente y siempre hay que dejarla en algún momento si queremos resolver la situación y evolucionar. Así que ¿por qué no dejar  la ira de lado desde el principio?.
    5. Ocúpate de entender a los niños… porque tienen muchas mas cualidades de las que normalmente les ve el adulto. Casi siempre (cuando los mayores no les han influido negativamente) son sinceros, creativos, participativos, solidarios, con gran sentido de la justicia, con ganas de agradar y colaborar, con mucho talento, agradecidos,… Diamantes por pulir, si somos capaces de entenderlos y ayudarlos a caminar de forma coherente por la vida.
    6. Ocúpate de disfrutar con lo que estés haciendo… es una gran técnica de concentración, meditación y crecimiento personal. Profundiza en tu actividad, céntrate en ella, lo mismo sea barrer que hacer una gestión económica, que tocar la guitarra, que dar un paseo… Muchas veces solemos tener la cabeza en otra parte, que nada tiene que ver con la tarea de ese momento. Vive el momento presente, cuando eres capaz de pensar sólo en lo que haces, tu mente se funde en la actividad y todo fluye mucho mejor,..
    7. Ocúpate de no criticar a los demás más que nada porque nuestros pensamientos y acciones tienen un efecto boomerang y lo que va, vuelve,… y estás fomentando que hagan contigo lo que haces con otro… Además, criticar se lleva una gran dosis de energía … y si alguien hace algo con lo que no estás de acuerdo, respeta su decisión, que no tiene por qué coincidir con la tuya. Cuánto mejor en ese café o con esa cañita… hablar de cine, de cosas positivas, de tratar de echar una mano a alguien, de ropa y compras,… pero evita ¡todo lo que puedas!, hablar mal de los demás cuando no están delante.
    8. Ocúpate de salir al cine, al teatro, a tomar algo…. Muestra interés cultural, infórmate, lee libros, comparte opiniones, ten relaciones sociales,… está más que demostrado que la gente que se mueve socialmente, tiene amigos, sale y comparte… son más longevos y tienen a la larga mayor salud, porque el beneficio emocional que las relaciones suponen, influyen de forma positiva en toda nuestra vida.
    9. Ocúpate de fomentar tu creatividad,… Saca esa vena que llevas dentro y atrévete a dibujar, a pintar, a tocar un instrumento, a escribir, o a lo que te de la gana,… pero que te apetezca de verdad, que siempre has deseado y que nunca has sacado tiempo o pensabas que no eras capaz. Eres mucho más capaz de lo que tu mismo te crees y de lo que te han hecho creer.
    10. Ocúpate de sonreír a los que tienes alrededor… Qué barato y qué eficaz. Mira, haz una prueba: cuando vayas por la calle, en vez de mirar hacia el suelo ensimismado en tus pensamientos, trata de mirar a la cara de la gente con la que te cruzas, y si tu estado emocional es de “sonrisa interior” (sin necesidad de mostrar una gran sonrisa exterior), vas dejando una estela de energía positiva y bienestar que la gente recibe y se modifica su expresión. Lo he probado muchas veces y así sucede. Tu bienestar crea una onda expansiva por donde pasas que va impregnando a las personas que te cruzas. ¿No es fantástico?.

          Bueno,… pues a la tarea. A ver si las cumples y me cuentas. ¿Sí?

Un abrazo, Asun 😉

10

¿Algo se mueve…?

movement

Quiero pensar que, en educación, algo se mueve.

Pero este movimiento es muy lento y, si las cosas van bien, comenzarán a verse cambios dentro de… ¿un par de generaciones?…

¿Por qué digo esto? A pesar de mi optimismo vital, ya he comentado alguna vez que, en las décadas que llevo trabajando, apenas han habido cambios.

Sin embargo estamos en un momento de  sensibilización. Es decir, los que hablamos de Inteligencia Emocional, de Psicología Positiva, de cambios metodológicos,… ya no somos unos pocos,… estas palabras empiezan a sonar en casi todos los ámbitos. La tele se permite algunas alusiones, las revistas y periódicos también, en youtube hay cientos de vídeos colgados… Y hay muchos gurús nacionales y extranjeros que contribuyen favorablemente a ello.

Casi todos estamos de acuerdo en que el paradigma educativo actual está obsoleto y, de hecho, hay tendencias y experiencias como las comunidades de aprendizaje, la cooperación, los grupos interactivos,… pero mucho de lo que veo son intervenciones puntuales que no responden a una verdadera vertiente de cambio.

En algunos centros, en algunas aulas, se intenta dar una dimensión mas humana, colaborativa, emocional y abierta a la enseñanza,… pero sigue quedando muchísimo camino por recorrer.

Y ¿por qué pasa esto, por qué vamos tan lentos? Pues porque nunca se puede enseñar aquello que no se sabe y no se sabe aquello que no se ha experimentado, aunque se haya estudiado.

Es decir, es posible enseñar Matemáticas, o Literatura porque yo me aprendo un tema o un libro de texto, o me documento en internet y lo puedo enseñar.

Pero, ¡ay! cuando se trata de emociones, de sentimientos, de manejar un conflicto, de pensamientos que generan estados de ánimo,… eso no se aprende en los libros. Puedes aprender una tendencia, pero mientras el adulto no practiquemos a nivel personal, intensamente y terapéuticamente,… difícilmente podemos enseñar a discernir una emoción, a captar al vuelo lo que está sintiendo ese niño, a manejar los grupos para que el aprendizaje y la cooperación sean reales, intensos y puedan proyectarse a su vida de adultos.

El camino educativo es largo,… del colegio pasarán al instituto,… de ahí algunos a la Universidad o a otros estamentos formativos, o al mundo laboral, o al desempleo. En consecuencia, la educación debiera ser un continuum desde que se nace hasta que se es adulto, porque en cuanto se de una brecha en alguna parte del proceso,… es como desandar lo ya caminado.

¿Os imagináis unos planes educativos que desde abajo hasta arriba contemplaran las inteligencias múltiples, las emociones, las reacciones, la psicología positiva, la creatividad, los talentos, la solución asertiva de conflictos, el trabajo en equipo,…el desarrollo integral y holístico del niño, del joven, del adulto como ser humano?

¿Os imagináis unos profesores bien preparados (y no digo que estén mal preparados, sino que faltan campos por completar) porque en su formación han hecho un trabajo personal para mejorar y enriquecerse, que se cuestionan constantemente su tarea, que entienden perfectamente que su misión no es tanto el qué enseñar sino el cómo lo enseñan, el método, la forma, la relación, la calidad humana,…?

¿Os imagináis unos padres que acuden a escuelas de padres en las que se trabaja conjuntamente con ellos sobre los modos de educar, desde la práctica, para caminar junto a sus hijos en su  crecimiento y formación?

¿Os imagináis un país con un modelo social que priorice la educación no solo en aportar recursos para contenidos, sino para el desarrollo del potencial y calidad humanos?

… Pues no debiera ser una utopía,… De hecho, LA EDUCACIÓN, así, con mayúsculas, es el único camino para que cambie el modelo político, para que los mandatarios actúen con sentido común, para que los bienes sociales sean de todos y no de los que se los llevan,  para que en un ayuntamiento, congreso, senado o gobierno puedan expresarse y entenderse como personas y no como enemigos descalificadores, insultantes, envidiosos, mentirosos,… para que un país funcione como tal, para que se minimicen los conflictos internos y externos, para que no haya guerras …

…para que este pobre mundo pueda mejorar.  mundoyniños

No se si estaré aquí para verlo, pero me gustaría, de verdad que sí.  Un abrazo, 😉

Nube de etiquetas