Psicología, Educación, Salud y Vida

  
Estaba pensando en la amistad entre personas de diferentes edades. Porque estoy orgullosa de tener amigos y amigas de edades desde muy jóvenes hasta muy mayores. Pero es que no existen barreras para que dos personas sientan un vínculo de proximidad.A pesar de que pueda transcurrir mucho tiempo entre un encuentro y otro, o entre una y otra llamada, cuando eso se produce se experimenta una sensación de bienestar y calor emocional que hace retornar a las dos personas a un momento en el que no se sabe cómo, cuándo, ni por qué, se produjo el “flechazo”.  En otras ocasiones, ese flechazo es lento y se va conformando una cercanía emocional que dejará su impronta en ambos.

Todos tenemos amigos de la infancia y de toda la vida, pero también descubrimientos fugaces de pura “coincidencia” en una reunión, una cena, una excursión, unas vacaciones, un congreso,… en los que se ha producido una gran sincronicidad y notamos al momento que estábamos destinados a encontrarnos.

También las redes, más allá de la banalidad de muchos encuentros, son un lugar en el que puedes establecer verdaderos, profundos y duraderos vínculos de amistad. Porque enseguida se sabe, se nota, se siente,… Y raramente te confundes cuando seleccionas y decides.

 Tengo amigos y amigas que andan en los veinte, en la treintena, o alrededor de cuarenta,… también que están en la década de los cincuenta, sesenta, setenta y ochenta,… Y es que entre los amigos no se percibe tanto la edad, sino el ser humano que sabes que tienes cerca de ti. Eso es lo que vale. Lo que me enriquece. Lo que me da la dimensión de humana. Y lo que me hace sentir muy bien. 

Así que la edad se hace irrelevante cuando la amistad se hace transparente a los ojos de ambos. Esa amistad surge cuando se crea una conexión espiritual y cósmica solo perceptible por ellos mismos. Y se crean lazos que ya jamás se podrán romper. Seguro que lo has experimentado un montón de veces. Tampoco es cierto ni recomendable aquello de que “todo el mundo es mi amigo”,…. Creo que ya sabéis a qué me refiero.

Y… ¿sabes que tener un selecto ramillete de amigos y amigas de distintas edades alarga la vida?…  Porque la sensación de placidez y saber que puedes contar con otros y que cuenten contigo, crea en el cerebro hormonas del bienestar y fortalece nuestro sistema inmunitario. 

Cultivemos la amistad, sin duda nos hace mucho bien. Un abrazo 😉 

Anuncios

Comentarios en: "¿Cómo sientes la amistad?…" (2)

  1. Ese chispazo es un momento de enamoramiento, un momento de gloria diria Steinbeck, que nos hace descubrir la profundidad de la otra persona. Muchas gracias por la entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: