Psicología, Educación, Salud y Vida

piedras

Saturada de ver y oír a mi alrededor (muy frecuente a nivel de parejas) expresiones inculpatorias de los propios actos hacia otra u otras personas, se me ocurre comentar que…

Tengas los años que tengas, siempre es un buen momento para comenzar a sentirse libre (si no lo has hecho antes) y para percibir que la vida de cada cual, está en sus propias manos, siendo un inmenso error el pensar que la otra u otras personas, son los responsables de lo que tú haces o dejas de hacer, de lo que dices, de lo que piensas, de lo que sientes. Solo tú, solo yo, debemos cargar con esas consecuencias.

Así que, si quieres tener un espíritu libre, siéntete libre y actúa desde tu libertad. Es la mejor manera de amar, con vínculos, con respeto, con compromisos, pero sin ataduras de las que coartan, coaccionan, ahogan y llegan a destruir. De esta forma, todo fluye más natural, sano, placentero y vital.

Porque creo que un amor maduro significa unión, por supuesto, pero con la condición de preservar la propia integridad e individualidad. Ya dije en un post anterior que nadie es la media naranja de nadie, todos somos o debemos ser piezas de fruta completísimas.

No es solo un dicho el símil del bambú: y es que el amor debe ser como esta bella planta: fuerte, pero flexible, porque esta cualidad es la que le aporta estabilidad y le da resistencia.

Cuando leas esto, no sólo asientas, sino aplícate al cuento.

Un abrazo, Asun 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: