Alíate con la ternura… Saldrás ganando

    El amor y la ternura siempre son importantes. Pero el amor y cariño que recibimos cuando somos pequeños queda grabado a fuego en la “amígdala” – no la de la garganta- , sino un pequeño órgano en la parte posterior de nuestro cerebro donde se procesan las emociones. Seguro que tienes frescos y nítidosSigue leyendo “Alíate con la ternura… Saldrás ganando”

No somos amigos…

Seria iluso pretender ser amigos de todo el mundo, llevándose bien con todas y cada una de las personas de nuestro entorno. No por ello nadie es mejor ni peor, simplemente somos diferentes.Esto tampoco pone en entredicho nuestras competencias emocionales, bien al contrario, las refuerza, siempre y cuando lo entiendas. Nuestra energía y esencia estáSigue leyendo “No somos amigos…”