Psicología, Educación, Salud y Vida

Archivo para enero, 2016

¿Los niños deben ser felices a toda costa?

A los niños no hay que darles todo lo que piden. Pequeñas dosis de frustración ayudan a aprender, madurar y evolucionar. No lo dudes. 😊

Asun Marrodán

niño enfadado
Por supuesto que el objetivo prioritario de los padres es que sus hijos sean felices. Pero no es tan fácil discernir la fina línea que delimita los cuidados de los niños, de la tiranía. Es evidente que darles todo lo que piden para que no se frustren o para que sean como los demás, puede tener negativas consecuencias. A veces llegamos a casa y el niño ha roto sus juguetes, o le tira algo a la cabeza, que solemos tratar de resolverlo o bien por medio de la ira, o bien por medio de un lacónico: ¡”no se rompen ni se tiran las cosas”! Y nos preguntamos por qué no sabemos hacer algo tan sencillo como educar a nuestros hijos, algo que se lleva haciendo miles de años con total naturalidad. Y nos angustiamos cuando no alcanzan alguno de los objetivos que nos hemos propuesto para ellos. Y con nuestra angustia, alimentamos su…

Ver la entrada original 288 palabras más

Anuncios

Alíate con la ternura… Saldrás ganando

   
El amor y la ternura siempre son importantes. Pero el amor y cariño que recibimos cuando somos pequeños queda grabado a fuego en la “amígdala” – no la de la garganta- , sino un pequeño órgano en la parte posterior de nuestro cerebro donde se procesan las emociones. Seguro que tienes frescos y nítidos recuerdos con esa huella emocional buena y no tan buena de cómo se relacionaban contigo tu familia, educadores y entorno. Así que trata de hacerlo muy bien con todas las personas, pero fundamentalmente con los niños. Son indefensos y les enseñamos a modelar su personalidad con nuestro comportamiento. Enséñales con buenos modales, no es necesario elevar la voz para mostrar firmeza y, antes de hacer o decirles algo, piensa en cómo te sentirías si fueras el receptor de ese mismo hecho o palabras. Si te sientes bien, adelante. En caso contrario, rectifica. 

  • ¿Eres docente? Trata de hacerlo mejor. 
  • ¿Eres padre o madre? Trata de hacerlo mejor.
  •  ¿No entras en los grupos anteriores? Trata de hacerlo mejor.

 Un buen propósito para el recién estrenado 2016.  Un abrazo, Asun 😉 

No somos amigos…

Seria iluso pretender ser amigos de todo el mundo, llevándose bien con todas y cada una de las personas de nuestro entorno. No por ello nadie es mejor ni peor, simplemente somos diferentes.Esto tampoco pone en entredicho nuestras competencias emocionales, bien al contrario, las refuerza, siempre y cuando lo entiendas.

Nuestra energía y esencia está en armonía con unas personas y no con otras. Aceptarlo así nos evitará situaciones emocionales confusas. 😘  

Nube de etiquetas