Psicología, Educación, Salud y Vida

Archivo para abril, 2016

¿Qué matices eliges?…

  
Pienso que existe una fina línea entre lo que marcan algunas definiciones psicológicas de las personas y de los niños, así como un importante grado de subjetividad en dichos conceptos, valoraciones o interpretaciones. 

Muchas veces me pregunto cuál es el punto, matiz o grado que hace que alguien sea considerado normal o talentoso, sano o enfermo, equilibrado o inestable,… 

En mi etapa profesional y laboral, en múltiples ocasiones, ante un mismo niño las valoraciones psicológicas y psiquiátricas son diametralmente opuestas. Mismo niño, mismos padres, misma narración de síntomas y hechos = diagnósticos diferentes. Fundamentalmente dependiendo del factor “contexto” y de la visión parcelada o, por el contrario, holística de ese niño y su situación.

Otro caso similar: mismo niño, mismas manifestaciones de sus evidentes habilidades para la pintura… delante de un profesor/a sensible o con falta de recursos para hacer bien lo que debiera hacer de maravilla (enseñar bien, descubriendo lo que cada niño/a lleva dentro y mostrando el camino del aprendizaje) … obtenemos como consecuencia una inhibición de sus aptitudes (enterrando para siempre esas habilidades) o un refuerzo motivador que puede que le ayude a ser el artista que lleva dentro. 

¡Cuánto puede cambiar la vida de una persona según quién le acompañe en el sendero de su vida en los años escolares! 

Así que nada es del todo blanco o negro. Las personas tenemos matices. La vida tiene matices. Intenta usar esa paleta con amplios colores para que los colores tuyos y los de la personas que te rodean sean ricos en matices, variados en tonalidades y con un amplio horizonte. 
Tú ya me entiendes,… ¿verdad? 

Un abrazo y mucho ánimo 😉 Asun 
 

Anuncios

Nube de etiquetas