Psicología, Educación, Salud y Vida

El viernes pasado (día 10) estuve en Oviedo, compartiendo mesa como ponente en la III jornada de Psicología Educativa a la que había sido invitada por el COP de Asturias), cuyo tema era Neuropsicología aplicada a la Educación.

Titulé mi ponencia EDUCACIÓN EMOCIONAL PARA EL DESARROLLO DEL SER. 

Fue un placer transmitir a más de 100 personas del ámbito de la educación y la psicología, mi pensar y sentir sobre algunos aspectos de lo que debiera ser la educación en nuestro país.

Más allá de leyes, planes de estudio, proyectos y cursos (y por encima de todo esto) está nuestra actitud individual.

Ya es hora de entender que la inteligencia y las emociones son dos caras de una misma moneda. También es hora de pensar en que es necesario otro mundo educativo. Igualmente debemos reflexionar sobre el hecho de que el conocimiento emocional es lo único que nos puede ayudar a entender nuestras emociones y reacciones, así como las de los niños y personas que nos rodean.

Si preguntas en una charla…. ¿qué enseñan los que se dedican a la educación?… Nadie se atreve a responder por no meter la pata. Pero la respuesta es bien sencilla: no enseñamos lo que sabemos, sino lo que somos. Y la autoestima de los niños y adultos está bien marcada por las experiencias educativas escolares, familiares y sociales.

El cerebro emocional (sistema límbico) impregna todas nuestras vivencias antes de sentir y tomar decisiones de la índole que sean. Por eso es tan importante tomar consciencia de ello e incorporar con derecho pleno la educación emocional en cualquier ámbito de la educación. Así podremos ayudar a construir ese SER, esa identidad que cada niño y cada persona llevan dentro pero que, en muchas ocasiones,  se desconoce. Es más que necesario.

Y, claro, los adultos necesitamos una evolución personal porque, sin ella, es difícil que cambiemos aquellas reacciones emocionales y vitales que debemos mejorar. Hay que cambiar la mirada, ver desde otro ángulo y buscar nuevas perspectivas.

Es un arduo camino, pero la ganancia personal y social que se puede y se debe conseguir, merece la pena.

Todos los cambios comienzan por uno mismo.

¡Vamos a ello!. Un abrazo, Asun 😉

Anuncios

Comentarios en: "SÍ a la Educación Emocional" (1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: