Psicología, Educación, Salud y Vida

Archivo para enero, 2019

¿Tratamiento preventivo?

la-prevención-empieza-en-ti

Por desgracia, como a tanta y tanta gente, en los últimos tiempos me ha tocado visitar muy a menudo un hospital.

Y no sé si por deformación profesional o por simple sentido de la observación, me chocan situaciones que, por otra parte, me resultan de perogrullo. Y me quedo sorprendida al ver que, a pesar de los inmensos avances médicos, a esta rama del saber le quedan muchas millas de recorrido para aplicar otras técnicas complementarias, que no son de laboratorio, que hagan más humanas y razonables muchas situaciones de las que se dan en las consultas. 

Un ejemplo: 

SITUACIÓN: consulta de ginecología con un cirujano y una enfermera a los días de haber extirpado un tumor de mama a una paciente, que es acompañada por su madre. 

DIÁLOGO: 

Doctor: la verdad es que cada día hay más casos de cáncer. Ya en las estadísticas se dice que 1 de cada tres personas lo padecerá. Y en no muchos años, una de cada dos.

Madre: pero ¿cuáles son las causas? A estas alturas de la película habrá estudios que hablen de los condicionantes que intervienen en la aparición de muchos tumores…

Doctor: pues sí. El abandono de la dieta mediterránea, la mala alimentación, el exceso de comida procesada,  el estrés, los hábitos de vida actuales,… 

Enfermera: (a la paciente). (A la vez que recomienda un lugar para ir viendo pelucas). Probablemente con el tratamiento de quimio engordes.

Paciente: ¿Y eso?

Enfermera: es que como te dará ansiedad, te va a apetecer comer dulces, donuts, bollería,… les pasa a casi todas.

(Ellas, muchas de las pacientes que no son pasivas y que se han informado muy mucho sobre el cáncer, saben que hace tiempo fue descubierto el mecanismo que vuelve a las células tumorales adictas al azúcar. La captación de glucosa alimenta la proliferación de los cánceres.)

Paciente: ¿algún consejo sobre alimentación para llevar mejor el proceso?

Doctor: No. Puedes comer lo que quieras.

Y en este punto, la madre no sabe si está en el mismo tiempo y espacio, o se ha creado una pared invisible entre ambas interlocuciones (doctor y enfermera), o si entre ellos nunca hablan más allá de lo que han extirpado, o si en las sesiones clínicas, además de las decisiones certeras e importantes que toman en beneficio del paciente (no me cabe ninguna duda), no se les ocurre crear un documento con unos consejos mínimos y de sentido común sobre qué tipo de alimentos evitar, cuales potenciar, qué es lo más sano y lo más perjudicial, cómo controlar el estrés, importancia de no tener sobrepeso…. Aunque no sea más que por dar ALGO MÁS a los pacientes y a sus familias. Algo que, al menos, saben que es saludable, tanto en la alimentación como en hábitos de vida,…

Y después dicen que la quimio es un tratamiento PREVENTIVO. Y vale, puede que achicharrar el cuerpo haga que haya menos probabilidades de que te vuelva a pasar, pero creo que la autentica prevención está en enseñar a los pacientes y a la población en general, unos mínimos hábitos saludables que potencien la salud, hagan que las personas tomemos las riendas de nuestro cuerpo-mente, sin pensar que yo hago la vida que me gusta y si caigo enfermo o me “entra” un cáncer, los médicos, los laboratorios  y las farmacias me curarán.

Porque sabemos que hay muchos cánceres y enfermedades que parecen inevitables,… pero si a día de hoy 1 de cada 3 lo va a padecer, y pronto 1 de cada 2,… es que algo en nuestros hábitos y en nuestra alimentación estamos haciendo mal, muy mal. ¿O es que el cáncer es un castigo divino?

Simplemente, para reflexionar.

 

Anuncios

Nube de etiquetas