Navidad

Y pensé que la navidad era solo marketing. Y pensé que el amor incondicional siempre está ahí. Y pensé que no me iba a dejar llevar nunca por los mensajes navideños llenos de publicidad y vacíos de contenido, y pensé que …
Y, de repente, cercana la navidad, me apeteció tener un encuentro con algunos amigos que no veía hace mucho. Y, de repente, me apeteció consolar a un familiar con problemas. Y, de repente, me apeteció cogerle la mano y apretársela fuerte a esa mamá que venía a pedirme consejos para su hijo en el colegio. Y, de repente, descubrí a nuevos seres humanos tremendamente interesantes…. Y, de repente, volví a pensar en que la navidad también trae sensaciones de las que debieran permanecer todo el año. ¡Feliz Navidad!

Publicado por asunmarrodan

Psicología, Educación, Salud y Vida

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: