Psicología, Educación, Salud y Vida

Educación

Después de muchos años observando la realidad de los colegios y escuelas, me doy cuenta de que las cosas han podido cambiar mucho. Pero no sé si estamos en el camino adecuado en todas las vías educativas. El modelo que se sigue en España sigue siendo el del final siglo XIX y comienzo del XX (hace más de 100 años), donde el maestro tiene la autoridad y el alumno es un mero receptor de contenidos.

A día de hoy, un gran porcentaje del profesorado siguen preocupados por si sus alumnos no aprenden, no llevan el ritmo, no se saben los contenidos,… todos están uniformados, hay un problema cuando no siguen el nivel de la clase, el profesor en muchos casos se desborda y no sabe bien cómo actuar. Se realizan cursos de formación que puede que sean interesantes y de gran relevancia, y salimos de ellos con nuevas intenciones,… pero a los dos días volvemos a nuestras rutinas (que nos dan seguridad). Además, el modelo educativo me pide evaluar solo unas cosas determinadas (áreas curriculares) a las que debo responder, y además también, no voy a hacer algo diferente a lo que hacen mis compañeros, el resto de mi CA y el resto del país….

En todos mis años de experiencia (y son muchísimos) no he visto que de mi zona (Rioja Baja, conozco bien todos los centros), haya salido un buen músico, ni pintor, ni artesano, ni matemático, ni escritor…. Si, algunos han destacado un poco, pero sus habilidades se quedaron por el camino. Algo está fallando. Muchos diagnósticos de déficit y contados de talentosos,… y aunque alguno se haya cruzado en nuestro camino, tampoco en nuestras escuelas ni sistema educativo hay mucho sitio,… deben irse a asociaciones, en muchos casos privadas, en muchos casos costosas… Ante los problemas, los padres prefieren que vayan por la vía ordinaria y que no se les note mucho, para que no sufra.

La inteligencia emocional suele brillar por su ausencia, siendo un elemento fundamental en todo el ser humano. Todo lo que hace el cerebro lógico, ha pasado primero por el cerebro emocional.

Por muchos planes de atención a la diversidad que hagamos, si no cambiamos primero las individualidades y el marco-paradigma educativo en el que estamos inmersos, no sé a dónde podemos llegar,… pero quizá no a dónde debiéramos.

Unido a la última moda de los problemas: es que es un niño con TDHA… moda o tendencia a la que contribuyen la TV (dan 4 síntomas y ya el niño tiene tdha), las revistas (artículos que potencian esta tendencia), los propios médicos y gabinetes psicológicos (leo informes de compañeros profesionales que con una rápida y somera evaluación de un chico ya diagnostican que tiene TDHA). Los padres, por un lado se asustan, pero una vez que lo han asumido, se descargan de culpa porque todo lo que le pasa al niño es como si fuera ajeno a su responsabilidad. Es que tiene tdha y yo, ahí, no tengo nada que ver. Una medicación tranquilizante “et voila”. Niños adormecidos en las aulas, con su energía bloqueada por la medicación, pero todos contentos porque está tranquilo y no da guerra.

Y no hablemos de los centros de ESO, en los que conozco algún grupo donde el 80% de los alumnos suspende 8 materias de 8. Esto no se puede entender. No está suspendiendo el alumno, sino el profesor, el sistema, las ganas, la motivación… Se llegan a oír auténticas barbaridades e insultos hacia los chicos,… luego hay fracaso escolar, se les cuelgan etiquetas vejatorias en algunos casos,…

No quiero decir con mis reflexiones que todo sea malo en educación, ni mucho menos,…Hay excelentes profesores, gente ilusionada buscando el cambio, introduciendo nuevos y ricos matices en sus aulas,… mis palabras van dirigidas a buscar la mejora, esto necesita cambiar y debe cambiar,… estoy empeñada en poder hacer algo, en sentir que contribuyo, por medio de este blog, de las redes, de algún libro cuya elaboración tengo entre manos…

No tomamos consciencia plena y firme de que el mundo emocional de TODAS LAS PERSONAS y de los niños especialmente, es lo que conforma en gran medida nuestro rendimiento, nuestra motivación, nuestra alegría, nuestras ganas, nuestro ver todo negro o de otro color. La referencia del niño es el adulto, y el profesorado debiera ser modelo incuestionable para los alumnos, combinando inteligentemente motivación, participación, responsabilidad, exigencia, premios, censuras,…

Ya, ya sé que los padres tienen una responsabilidad aún mayor que la del profesorado y que a veces los problemas que traen de casa los niños son tan potentes que apenas tenemos capacidad de modificarlos. Pero sí tenemos capacidad de influir y mucha. Y de ser un referente seguro para los niños, máxime cuando en casa puede que no lo tengan. Y de prestarles una mano en el camino de su educación.

Si una sociedad quiere mejorar de verdad, casi no debieran concebirse los centros educativos sin unas escuelas paralelas de padres en las que se les puedan ir enseñando esas normas elementales de combinar amor, con responsabilidad, con sentido común, con consistencia, con coherencia… Yo las llevé hace tiempo y (en mi zona) casi han desaparecido o han cambiado mucho sus contenidos. Ahora voy de nuevo a por ellas.

Vale, se habla de drogas, de alcohol, de ayudarles a leer, de videojuegos y sus peligros…. Pero apenas se habla de la educación que surge del corazón, del valor de las emociones, del duelo interior tan profundo que los niños pueden sufrir cuando su ambiente no es cálido y es contradictorio.

Los niños sufren en soledad. Los adultos podemos compartir con otros por medio de la palabra lo que nos pasa, lo que nos agobia, lo que nos preocupa, y así vaciar nuestro dolor o suavizarlo. Los niños no tienen herramientas para hacer esto.

Se me parte el alma cuando veo a un adulto ante la situación de conflicto de dos niños, tratar de solucionarlo diciéndoles que se alejen uno de otro, que no jueguen juntos, y que no os volváis a hablar,…. ¿de qué vamos? ¿Esto es educar? Me importa poco si no saben una raíz cuadrada,… quizá hasta yo no recuerdo bien cómo se hacían exactamente… pero me importa mucho si no saben pedir perdón, si no pueden contar en casa o en el cole qué es lo que les pasa, si no saben resolver un conflicto asertivamente por sus propios medios, si no saben hablar correctamente a los demás, si tienen dificultades para expresar sus emociones, sentimientos y estados de ánimo.

En la escuela y centros educativos debiera haber una asignatura sobre educación emocional, que recogiera la forma de conocernos mejor a nosotros mismos e interactuar adecuadamente no solo de cerebro a cerebro, sino de mente a mente, y de corazón a corazón. Debiera haber nuevas metodologías motivadoras, creadoras de responsabilidad y de ganas de compartir y avanzar.

Y aunque parezca que no pasa nada, todo deja huella en nuestras mentes y en nuestras almas. Y si esto continua así, nuestros hijos manejarán como nadie los ordenadores, pero puede que sean como zombis en manos de unas máquinas virtuales que dan mucha información pero que también ayudan a distorsionar nuestras verdades.

Y como una pequeña piedra que deja su onda infinita en el lago, nuestra mejora de pequeñas acciones contribuye a la mejora de nuestro entorno, en primer lugar, y de la sociedad y del universo. Porque mis pensamientos influyen en el inconsciente colectivo (así lo creo) y una buena energía mía, tiene su valiosa onda expansiva sobre los demás.

También hay que tocar tierra pero los grandes logros se consiguieron por la gente que tenía grandes utopías.

Entre todos, podemos mejorar la educación. Y estamos obligados a ello.

Por el futuro de los niños, de los paises, del mundo.

Comentarios en: "Educación" (27)

  1. Dácil Medina Alvarez dijo:

    Agradezco enormemente que nos haga partícipe de sus planteamientos sobre la inteligencia emocional,es importantísimo saber gestionar el mundo de las emociones ya q te llevará a resolver dudas,conflictos,ansiedad,etc.El mundo interior del ser humano es infinito y no sacamos el máximo partido a nuestra mente,sería bueno entrenar a nuestros niños,tanto en casa como en el colegio,a la práctica del manejo d esas emociones q en ocaciones les hacen tan desdichados.Nuestra sociedad está tan convulsa,tan cambiante,familias igualmente inestables q todo ésto hace muy necesario esta ayuda psicólógica para la población en general.Personalmente pongo mi granito de arena en mi familia,tengo estudios de Psicología sin acabar pero mis conocimientos les reciclo acudiendo a coferencias,lectura especializada y la observación.
    Espero q su labor llegue al mayor nºde personas.Un saludo

    • Muchas gracias por tus aportaciones, Dácil. Son muy motivadores tus comentarios. Seguiré dando pautas, aportando ideas. Un abrazo

  2. Miguel T.A. dijo:

    Asun: No sabes la alegría que me produce el poder suscribir todo lo que escribes, así como poder afirmar que no se trata de simples”teorías”.
    He tenido la suerte de poder recuperar algunas fábricas, a punto de cerrar, aplicando, en el fondo, todo eso que escribes sobre: “Inteligencia emocional” “Liderazgo” “Necesidades emocionales” etc. junto con las preferencias mentales (Herrmann Brain Dominance Instrument) ..etc.
    Gracias por tus enseñanzas, serán muy valiosas para todo el que decida asimilarlas, entrenarlas y aplicarlas. De ese resultado dependerá nuestro futuro:

    “Con ideas del siglo XIX no se puede afrontar la técnica del XXI”. Es más urgente modificar las ideas que los equipos productivos”
    J.Luís S. Pedro.

    • Gracias, Miguel. Me llena de satisfacción pensar que mis ideas plasmadas en el blog pueden ayudar a reflexionar y a aceptar las cosas de la vida. La verdad es que todo lo q escribo es desde dentro, combinando mente-corazón-razón-emoción.
      Me gusta recibir opiniones, así puedo seguir creciendo.
      En realidad, todo en la vida es un feedback. Todos aprendemos de todos.
      Gracias de nuevo y feliz 2013!

  3. Mediante el twitter hemos coincido en señalar la importancia de una asignatura en primaria sobre educación emocional, suscribo por tanto todo lo que comentas sobretodo el fragmento: …” En la escuela y centros educativos debiera haber una asignatura sobre educación emocional, que recogiera la forma de conocernos mejor a nosotros mismos…”

    Interesante la aportación de la necesidad de escuela de padres, pero… ¿Qué difícil? necesitamos un cambio de mentalidad ya!

    Gracias pro escribir tan bien…

    • Gracias a tí, Joan, por valorar mis escritos. Me encanta que te sirvan… Entre todos iremos mejorando la educación y lo que nos rodea,… Por supuesto con #inteligenciaemocional

  4. Joan López Casanoves dijo:

    Nuevamente siento la necesidad de exponerte, Asun, lo gratificante que resulta observar tantos elementos en común, tantas coincidencias en la perspectiva y en la manera de entender y enfocar la actividad profesional y, cómo no, confirmar que no estamos solos en la causa de fomentar una manera de entender y gestionar el hecho educativo que, además, tanto nos acerca. Imagino que te habrás impregnado ya de los argumentos que predica Sir Ken Robinson. Y, aunque no haya sido el caso, ni falta que hace, puesto que coincidimos en todo sentido. Cuán necesaria se antoja una nueva cultura educativa y emocional. Pero bueno, en ello estamos los que en ella creemos. Insisto, qué gustazo sería poder compartir este quehacer de hallarnos más cerca.

    • Por supuesto q soy fan de Sir Ken Robinson…. Sólo busca el post sobre Creatividad… Bella palabra,.. Y lo comprobarás. Y seguro q te gusta! 😉

  5. Joan López Casanoves dijo:

    Oh! No lo he sabido ver. Allá voy!!! 😉 😀

  6. Asunción dijo:

    Me identifico plenamente con tu artículo. Puntualizando el tema de el TDHA, yo díría que el diagnósitco sirve incluso para marginar al niño, que es lo que parece que hacen. No sólo los padres se ven impotentes e incapaces de responsabilizarse, pero además los profesores también se lavan las manos, alegando falta de recursos para ayudar y la dificultad del propio niño.

    En general, también observo cierta autocomplacencia por parte de los docentes, salvo honrosas excepciones. Una total falta de autocrítica en inmovilismo en lo que a la propia forma de educar se refiere. Como bien dices, muchos ni se cuestionan que los metodos de hace un siglo son obsoletos. Me resulta increíble que se puedan creer que 1/3 de fracaso escolar se deba a la incompetencia de los padres, cuando no del propio niño. ¿O es que se creen que en España simplemente nacen 1/3 de incapacitados para la educación académica? ¿por qué, los propios docentes – y por favor, sé que no son todos, pero sí muchos – incluso muchos padres, no se dan cuenta de que la MOTIVACIÓN, el ESTÍMULO, el fomentar la CURIOSIDAD y la EDUCACIÓN EMOCIONAL han sido y siguen siendo las grandes olvidadas de nuestra educación académica?
    Te felicito por tu maravilloso blog.

    • Gracias, Asun. Te llamas cómo yo? Somos pocas, pero estupendas! Me ha gustado mucho tu comentario. De hecho, aportas intensidad a lo que yo digo y sigo pensando. Estoy de acuerdo contigo 100%, siendo esta una lucha que se tardará mucho en ganar, pero quizá con pequeñas batallas como redes, blogs, artículos, compartir opiniones y demás… vayamos logrando una modificación en la mentalidad colectiva que nos lleve a buen puerto.
      Me alegro de que te guste mi blog y, ya que así es, puedes compartirlo con otras personas de tu entorno que puedan interesarse por los temas sobre los que escribo.
      Un abrazo, Asun

  7. Miguel Herencia dijo:

    Sueño con dar un paso adelante y organizar una especie de congreso, jornadas o encuentros sobre educación en los que se debata y se construya sobre estas ideas. Y que ese paso debieran darlo quienes escriben textos como éste y quienes disfrutan leyéndolos. Nos seguimos en Twitter. Un saludo.

  8. Yo también sueño con seguir este camino de la educación emocional en la escuela. Busco cursos y masters porque considero la Educación Emocional algo importante que el/la docente debe aplicarse en su propia formación y su propia vida.
    Gracias por tu artículo que habla muy claro de la realidad de la educación.

    • Esperanza, somos muchos los que deseamos cambios en este sentido. A ver si creando conciencia colectiva, se van consiguiendo cosas. Un abrazo 😉

  9. Gracias Asun por saber expresar tan bien lo que concierne a este gran reto de la inteligencia emocional. A veces te sientes como una rara avis en un océano de evaluaciones continuas de competencias, contenidos y todo tipo de destrezas cuando se está obviando la principal, la emocional.
    Yo ya tengo bastantes años y durante algunos, al principio de mi carrera atisbaba cambios por doquier, intentos de innovación que atraían a profesores noveles y que disgustaban al profesorado más establecido pero hoy en día resulta desolador ver cómo se cuestiona tan poco esta escuela del siglo XIX que nuestros gobernantes quieren legislar. Creo que no se trata tanto de buscar cursos y máster para llevar a cabo la educación emocional, sino de buscar en nuestro propio ser para poder educar,” enseñar se puede hacer sólo con conocimientos, para educar se necesitan las emociones”

    • Gracias también por compartir tus opiniones. Esto indica que no estamos solos, y a pesar del aparente inmovilismo, algo de mueve! Algún día veremos las mejoras y, si no las vemos, habremos contribuido a ellas. Un abrazo 😉

  10. José Luis Barba dijo:

    He tenido la oportunidad de analizar los informes PISA, etc estos días. Me han sorprendido los datos referentes a la influencia (un % altísimo) de los padres (sobre todo la madre) en el rendimiento del alumnado (da lo mismo el país: Finlandia o Ghana).
    Plantee que el profesorado no podíamos quedarnos cruzados de brazos. Me respondieron que las estadísticas dicen eso, independientemente del sistema educativo que analices.
    Me parece que la única forma de actuar es cambiando un poco el rol de profesorado, sobre todo en la ESO. La mayoría del profesorado daba BUP cuando entró la ESO. Y eso significa que entraron en el sistema cuando sólo los mejores pasaban el filtro de la EGB.
    Ahora se encuentran con todo el alumnado y sin filtrar casi. (el 85% aprueba primaria frente al 45 de la ESO).

    Pero el sistema de selección no ha cambiado casi y la mentalidad del profesorado tampoco. (los nuevos no quieren ESO sino Bachillerato que es más “reconfortante”).

    Hay que cambiar esto como sea.

  11. María Consuelo Olaya dijo:

    Afortunadamente, para nuestros niños y jóvenes existen personas que como tú hacen visible esta realidad. Yo también creo en la fuerza de la esencia humana emocional como motor del desempeño; por ello debe permear no sólo un espacio académico sino todas las actividades de la institución educativa: una cultura emocional que a través de la reflexión nos permita a maestros y estudiantes reconocernos en toda nuestra naturaleza.

    • Muchas gracias. Es un placer para mi sentir que a través de mi blog, escritos, colaboraciones y charlas puedo contribuir a un conato de cambio. Un abrazo, Asun

  12. rafael tenchipe bravo dijo:

    ME GUSTO MUCHO ESTE ESCRITO, ES EL PRIMERO QUE LEO, PERO CREO QUE SEGUIRÉ LEYENDO TODOS LOS QUE PUEDA… EXCELENTE Y FELICITACIONES….

  13. gloria di paola dijo:

    Me gusta mucho tu comentario, aporta sentido común y da relevancia a la inteligencia emocional, que no fué advertida como importante en las generaciones anteriores.

  14. Hola Asun, no puedo estar más de acuerdo con el contenido de tu post. Hace falta cambiar algo muy profundo en la educación y en mi opinión, que veo coincide con la tuya es incorporar la educación emocional. Dare un elemento positivo: los medios, los modos, las herramientas ya existen. Igual que para la escuela ha pasado más de un siglo desde el XIX también lo ha pasado para la psicología, el estudio de la comunicación humana, el conocimiento científico de las emociones, aparición de herramientas de gestión emocional… todo esto ya está a disposición de todos los profesores, solo hace falta arremangarse y ponerse a la tarea de adquirirlo.
    Sin embargo en mi opinión lo más necesario es un cambio de actitud en el profesorado, un cambio que es también un cambio de mentalidad y de paradigma. Hay mucho hervidero por el cambio, pero luego cuesta hacer los cambios concretos, afrontar venciendo el miedo los cambios personales que supone por ejemplo cambiar el modo de relacionarse con los alumnos, dejarles de verdad autoridad en su proceso educativo… Este cambio del profesorado en mi opinión es lo más importante en este momento, todos los demás cambios se darán, si este se da. Vencer el miedo a hacer las cosas de forma diferente, trabajar por el propio convencimiento, …
    un saludo y muchas gracias por tu entrada

    • Gracias a ti, Antonio. Tu valoración no puede ser más certera. A ver si poco a poco el profesorado va abriendo la mentalidad. Cuestión de dar un poco de tiempo. Un abrazo, Asun

  15. Inma. dijo:

    Hola Asun!, en primer lugar te felicito por el blog ya que me parece enriquecedor encontrar personas como tu en internet.
    Quería contarte un problema que tengo en el colegio abusando un poco de tus conocimientos, No quiero contar aquí el problema por proteger un poco al menor.
    No se si podría escribirte en privado, perdona mi atrevimiento, si no puedes lo comprenderé.
    Dejo mi email.
    Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: