Psicología, Educación, Salud y Vida

Entradas etiquetadas como ‘convivencia’

Ejemplo de Emoción… Reacción

niña.iraUna chica me escribe para contarme algo que le pasa y que le gustaría cambiar apretando el botón mental “que le den” porque, según sus propias palabras, la única que lo pasa mal es ella.

Duda de si lo que le pasa, le sucede a todo el mundo o solo a ella (a veces piensa que ella es el problema y que los demás viven “tranquilos”). Vamos a analizar un par de circunstancias que pueden ser comunes a muchos.

Situación frecuente: tiene lugar en casa (vive con su pareja, Carlos,  y con una chica y un chico mas). El chico, Álvaro, es el único que tiene coche y para hacer la compra, nuestra protagonista vuelve en taxi aunque Álvaro esté en casa sin hacer nada. Ella dice que reaccionaría así si fuera la dueña del coche: “llamadme cuando acabéis y os voy a buscar para q no paguéis un taxi”. Y esto le hace sentirse mal porque valora que al otro no se le ocurre hacer esto, y cree que le falta empatía y compañerismo.

Otra situación: la mejor amiga de su pareja le hace el completo vacío… ella cree que cuando su mejor amigo del alma tenga novia, intentará ser su amiga o, al menos, interesarse por ella, aprender a conocerla….Y esta falta de interés le hace sentirse muy mal.

Y se cuestiona ¿por qué tengo que desquiciarme cuando alguien no es como yo o como a mí me gustaría que fuera? Y su cabeza comienza a murmurar, a darle vueltas, a querer entender las razones de la otra y a pensar que, los demás, no merecen la pena.

  • Problema 1: Lo que cuenta arriba, cree que solo le pasa a ella. Respuesta: Eso le pasa a casi todo el mundo.
  • Problema 2: Ella piensa que los demás viven tranquilos y que nada se cuestionan. Respuesta: Si los demás viven tranquilos o no, no lo sabes, solo son tus deducciones. No tiene sentido conjeturar sobre lo que piensan o dejan de pensar el resto de las personas.
  • Problema 3: otra chica le hace el vacío. Respuesta: Si ella no muestra interés en ti, y tú has hecho intentos de acercamiento, quizá es que ella no debe estar en tu camino. Si os tenéis que encontrar, ya os encontrareis. O no. No lo fuerces. Déjalo pasar.
  • Problema 4: Álvaro (el otro chico) es el único que tiene coche para traer la compra. Respuesta: Cuando a alguien no se le ocurre hacer algo que para ti es obvio (ofrecerse a ir a buscar la compra o cualquier otra cosa)… tu respuesta emocional no debe ser de un intenso enfado ni interior, ni exterior, sino tratar de resolverlo de una forma asertiva... ¿CÓMO?

Planteando las cosas adecuadamente:

“Oye Álvaro, puesto que Carlos y yo hacemos la compra para todos,… ¿que te parece si vienes a recogernos?”…  Esto con un adecuado lenguaje corporal y gestual, sin ira, resentimiento, ni malas caras ni malas palabras. La gente no es horrible porque no son como tú crees que deben ser, simplemente son así. Si no te gustan, NO es tu problema, déjales pasar de tu vida, no sufras, y no muestres incomprensión.

Y si no se llega a un encuentro o decisiones comunes, que cada uno haga su compra. Pero siempre, tratando de resolver la situación antes de crearnos entornos de pensamiento, con su indudable repercusión en nuestra salud mental y corporal, dañinos para nosotros. Cada uno estamos en diferentes niveles mentales, terrenales y espirituales, y los demás no deben ser como tu esperas que sean. En realidad, esto no son problemas… es parte de la vida.   No pretendas gustar a todo el mundo ni que todo el mundo te guste y si alguien no actúa como te gustaría, 2 opciones:

  • Muéstrale cómo crees que es mejor… y si no lo entiende o acepta…
  • Déjalo pasar.

Y si vivís en la misma casa, entonces tendréis que repartir las tareas que son conjuntas para que la convivencia sea armónica y equilibrada. Sin más… ni menos.                                                Un abrazo, Asun 😉

Nube de etiquetas