Psicología, Educación, Salud y Vida

Entradas etiquetadas como ‘creatividad en el colegio’

¡Emprender desde pequeños!…

F_descubre_tu_espiritu_emprendedor-chicaEmprender, en el sentido de embarcarse en nuevas ideas, abordar proyectos acordes a la edad, abrirse caminos,… no debiera tener edad.

Y si un niño desde bien joven, desde que está en la escuela, muestra esa maravillosa actitud creativa de cualquier índole, debiera potenciársele. ¿Qué mejor lugar para apoyar a estas personas que tanto necesita la sociedad que el propio centro educativo?

Nuestro sistema, por ahora, no contempla estos apoyos ni propicia estas iniciativas. Pero pienso que las buenas ideas que nuestros niños y jóvenes muestran no debieran ser desestimadas. Enseñarles a planificar tareas, programar seguimientos, enfrentarse a incógnitas, visualizar obstáculos, aportar soluciones en función de la edad, sacar conclusiones…

Todo ello plagado de conocimiento de las emociones propias y ajenas, empatía, aceptación del fracaso, capacidad de aprender de los errores y remontar… Todo esto es necesario.

Los niños y jóvenes están deseando una enseñanza menos dirigida, en la que el adulto sea alguien que sugiera y proponga, y que ellos tengan la oportunidad de desarrollar las ideas poniendo en juego sus maravillosos y variados recursos personales. Es así como se ensancha el talento, fomentando la creatividad y un espíritu de ir más allá de aceptar lo establecido, desafiándolo y encontrando nuevos planteamientos. Necesitamos inculcar en nuestros niños y jóvenes un espíritu de triunfo, no tanto en el ámbito de las calificaciones sino de la evolución y crecimiento personal.

Hay muchas y sencillas ideas que un centro educativo y un buen profesor creativo pueden aplicar: Sólo hace falta salir de la tediosa zona de confort y lanzarse a algo distinto y valioso. Esto puede hacerse por parte del profesor poniendo en juego sencillísimas estrategias del tipo:

–              Proponer a los alumnos que asuman el papel de…un empresario, un parado, un fontanero, un agricultor,  un funcionario, un líder de una ONG,… y planteen su rol, trabajando individualmente y en grupo pequeño y después en grande.

–              Influir en las conversaciones redirigiéndolas hacia abordajes más idóneos…

–              Validar cada uno de los pasos que dan en lo que están haciendo los alumnos antes de pasar al siguiente…

A  veces sencillas propuestas como montar tiendas simuladas dentro del aula para vender artesanía u objetos aportados entre todos, puede ser suficiente para desplegar todo un arsenal de estrategias de comunicación, cálculo, lenguaje, negociación, empatía, oratoria, convencimiento,…. logrando así un aprendizaje útil, divertido y con un gran poder de proyección sobre sus vidas futuras.

Estoy convencida de que no es tan difícil. Sólo hace falta planteárselo  y ponerse a ello. Porque como bien sabemos,.. querer es poder. ¿si?

Un abrazo, Asun 😉

Nube de etiquetas