Psicología, Educación, Salud y Vida

Entradas etiquetadas como ‘desarrollo personal’

¡Lo mejor no cuesta dinero!

A estas alturas de la película y de los nuevos hábitos sociales basados en imágenes vacíos de contenido, cada vez tengo más claro la necesidad de adoptar un estilo de vida basado en valores internos. Es decir, encontrar dentro de nosotros motivos que vayan mucho más allá que el postureo y la acumulación de objetos.

Quizá aún somos capaces de descubrir cosas nuevas, quizá aprendamos a conocer quienes somos, quizá encontremos sentido a esa frase que tanto oímos de “mirar al interior”. Cada día es más necesario grabar en la frente la necesidad de SER en lugar de TENER.

Nos encanta ir de compras y adquirir lo último en tecnología. Si no, no somos cool. Pero si miramos un poco hacia atrás, enseguida vemos que los mejores momentos de nuestra vida no llevaban un precio marcado ni estaban motivados por una moda o tendencia.

En esta línea de prioridades sociales, a los niños les transmitimos demasiado el valor del objeto y menos otras situaciones que les darían mayor equilibrio y madurez personal: llevarles al campo, valorar las maravillas de la naturaleza, y hacerles sentir ahí bienestar, amor, respeto y libertad. Admirar a los árboles cuando les vemos mover las hojas, a los ríos cuando fluyen, a las olas cuando bañan la arena de la playa… así también les inculcaremos la necesidad de buscar soluciones a los problemas ecológicos que sufre el planeta. La tierra es nuestra casa y como no lo aprendan y obren en consecuencia desde bien pequeños, mucho me temo que “nuestra casa” pueda cerrarnos sus puertas.

Todo ello dando ejemplo (somos modelos para los demás y, por supuesto, para los niños), y con una buena carga de competencias emocionales. La teoría si no va acompañada de una buena actitud y una buena práctica, de nada vale.

Un abrazo y hasta otro día 😉

Anuncios

Me gustan los abrazos de mis amigas

Me gustan los abrazos de Olga y Marili. Tengo una gran cuadrilla de amigas, pero no las veo con demasiada frecuencia a pesar de que vivimos en poblaciones cercanas. Cada una va a su vida, algunas se reúnen con otras más a menudo,… depende de la situación personal de cada una. Yo las veo en fechas puntuales o eventos específicos. Más o menos con una frecuencia trimestral.

Tengo que decir que me gusta observar los abrazos y leer el tipo de saludo con el que me obsequian las personas. Con Olga y Marili establecí unos lazos aún más potentes a raíz de unos viajes que compartimos hace poquitos años por países tan maravillosos como Costa Rica, Etiopía o Grecia. También coincidimos con intensidad en un taller que hicimos hace un par de inviernos para practicar la respiración consciente, relajación, meditación y para desnudar un poco nuestras almas.

Yo soy mayor que ellas, a Olga le llevo cerca de 15 años y a Marili unos 10. Pero esto no importa ni se nota cuando hay algo muy profundo en los sentimientos recíprocos. Saben que estoy aquí y sé que están ahí.

Y bueno, estos días hemos coincidido en Levante. Ellas estaban en Denia y yo en Oliva. Y quedamos un día a cenar con otros amigos comunes. Cuando nos vimos, primero con Marili, su abrazo estaba cargado de energía, sinceridad y amistad incondicional y eterna. Cuando me vi con Olga me dio un abrazo tan bonito y con una sonrisa abierta y amplia que no necesito mas palabras para describirlo. Simplemente lo sentí. Y lo sentí tanto y tan bien que dejó en mi una imborrable huella y es lo que me ha llevado a escribir este post. No son las únicas amigas o amigos que me hacen sentir así, hay unos cuantos más, pero hoy me ha tocado hablar de ellas porque la situación que describo es reciente.

Así entiendo yo la amistad. Aunque os lo he explicado, en realidad, no hacen falta palabras. Creo que muchos me entendéis y sentís parecido. ¿A que si?

Un abrazo profundo 😉

Si volvieras a nacer…

 

suerte1Hazte una pregunta… Si volvieras a nacer, ¿volverías a hacer lo mismo?
Porque si no es así, debieras preguntarte qué es lo que quieres cambiar, para que empieces ya. ¿Tienes consciencia de lo breve que es la vida?. ¿Nos damos cuenta de que cada día y momento que pasan perdemos una oportunidad por no haber hecho eso que nos apetecía pero que lo hemos dejado para no sabemos cuándo?.

Conozco a gente que sigue esperando que le llegue ese no se qué (porque tampoco sabe lo que espera) o que llegue esa persona que piensa que seguramente existirá y que cubrirá todas sus expectativas de vacío interior.

No esperes tu golpe de suerte. Sal a buscarlo. Tú puedes modificar tu camino con un solo gesto de tu pensamiento. ¿Has intentado hacerlo? Prueba, verás qué fácil.
Esto es, entre otras cosas, #inteligenciaemocional

Nube de etiquetas