Psicología, Educación, Salud y Vida

Entradas etiquetadas como ‘equilibrio’

¡No comas sin ton ni son!

Hace un par de meses leí en la prensa de mi comunidad un escalofriante artículo sobre una empresa de servicios de comida en comedores escolares, residencias de personas mayores, centros de educación infantil y primaria, centros de día, hospitales, personas dependientes…
El tema es muy grave ya que se constataron en diversos centros y poblaciones, denuncias sobre la mala calidad de la comida, entre otros:
⁃ Presencia de bacterias en menús.
⁃ Deficiente presentacion, sabor y olor de la comida, (centro personas mayores).
⁃ Larvas de gorgojo en platos servidos a niños (en varios colegios).
⁃ Denuncia de padres por la escasez y mala calidad de los alimentos que reciben sus hijos.
⁃ Un trozo de madera de 2 cm en un plato de verduras.
⁃ Bacteria listeria monocytogenes. En este caso, los envases estaban cerrados antes de su análisis, por lo que ya estaban contaminados. Esta bacteria genera enfermedades antes de que se note nada raro en la comida, afectando a niños y mayores. 
⁃ Un chicle mascado en un plato de comida.
⁃ Un insecto dentro de una croqueta.
⁃ Una tuerca.
⁃ Un trozo de cuchilla de 2 cm.
Como podemos comprobar, es absolutamente incomprensible e inadmisible.
Se incumplen gravemente los protocolos de sanidad y cuando hay denuncias, se resuelven con multas, como si el dinero tuviera potestad de sanar. 
Y luego nos preguntamos de dónde han surgido tantas y tantas nuevas dolencias y enfermedades que no existían hace 100 años. Y tantos y variados cánceres, enfermedades neurodegenerativas y del estado de ánimo, enfermedades del sistema inmunológico,…. El ser humano vive más años que nunca, pero acarreamos mucho lastre en nuestra salud con dolencias variadas que hace 60 años ni existían. Eso sí, los laboratorios se frotan las manos porque a cada nuevo "mal" ellos nos ofrecen grandes "remedios" que nos aliviarán esos síntomas pero quedará encubierta la causa de la enfermedad. Además, si te duele el estómago te trato el estómago y punto…. como si esta parte del cuerpo no tuviera relación con el resto.
Lástima que aún la medicina no se da del todo cuenta de que somos seres completos con un organismo en interacción y lo que le pasa a un órgano afecta al resto del cuerpo, cerebro incluido. 
Y estoy segura de que somos lo que comemos, cómo lo comemos y lo que pensamos.

Vigila tu alimentación, lo que comen los tuyos, lo que les dan en los centros escolares o cualquier otro lugar y si no te gusta… denuncia, protesta, habla, grita, hazlo visible. Algunos desalmados no pueden quedar impunes jugando con la salud de todos para llenar sus arcas. 

La solución no pasa sólo por poner multas, sino por cerrar de un plumazo estas empresas que se pasan por allí la salud de los demás y comercian con nuestra alimentación.
Mientras tanto y por tu cuenta, prescinde de azúcares y lácteos (para empezar). Te harás un gran favor. Y aumenta tu formacion-información en materia de salud y alimentación. Esto también es educación.
Que no nos vendan como saludable mucha de la "comida-basura" que tan bonita y apetecible nos muestran en TV o en los supermercados. Vamos a ser más críticos. Nos jugamos mucho.
Hablaremos de todo esto con más intensidad.
Un abrazo y hasta pronto 😊 

Anuncios

¿Los niños deben ser felices a toda costa?

niño enfadado
Por supuesto que el objetivo prioritario de los padres es que sus hijos sean felices. Pero no es tan fácil discernir la fina línea que delimita los cuidados de los niños, de la tiranía. Es evidente que darles todo lo que piden para que no se frustren o para que sean como los demás, puede tener negativas consecuencias. A veces llegamos a casa y el niño ha roto sus juguetes, o le tira algo a la cabeza, que solemos tratar de resolverlo o bien por medio de la ira, o bien por medio de un lacónico: ¡”no se rompen ni se tiran las cosas”! Y nos preguntamos por qué no sabemos hacer algo tan sencillo como educar a nuestros hijos, algo que se lleva haciendo miles de años con total naturalidad. Y nos angustiamos cuando no alcanzan alguno de los objetivos que nos hemos propuesto para ellos. Y con nuestra angustia, alimentamos su angustia.

 Y una de las consecuencias para ellos es que se les va generando escasa resistencia a la frustración. Entonces, los padres tienen problemas para gestionar las rabietas y se producen muchos comportamientos desafiantes. Y para nada es bueno satisfacer todos los deseos de los niños de forma inmediata. Cierta dosis de insatisfacción ayuda a evolucionar. Y deben aprender a postergar sus deseos. Los padres están cada vez mas abrumados y también se frustran. ¿Qué se hace mal? sobreprotegerles, no enseñarles a superar los obstáculos, hacerles las cosas que ya saben hacer por ellos mismos, anticiparnos a sus deseos… estos “detalles” pueden generar adolescentes infelices y adultos inmaduros.  Como consecuencia de que no es fácil aprender a resolver los problemas cuando en la etapa anterior de tu vida te han dado todo hecho. Los niños y los adolescentes saben que si hacen algo mal van a ser reprendidos,… pero cuidado,… cuando hacen algo bien, hay que decirlo igualmente. Lo peor es no decirles nada. O desequilibrar en exceso la balanza de las alabanzas y las reprimendas.

La felicidad no debe ser algo que se les de a los niños a priori, sino que la van a sentir como una consecuencia del amor equilibrado que reciben, de lo bien que hacen cosas con y para los demás, de cómo se sienten en los grupos de referencia, y de los logros que consigan.  En la infancia se pueden aprender las pautas que luego les conducirán a la felicidad. Pero no trates de adelantarte a las experiencias vitales que les conducirán a ella.

Como siempre, mesura, compostura, comprensión, equilibrio, firmeza, amor y sentido común.  O lo que es lo mismo, educar con Inteligencia Emocional.

Un abrazo, Asun 😉

 

 

 

¿Qué es la Inteligencia Corporal?…

InteligenciaCorporal1Hay gente que nos sorprende nada más verles, que nos transmite un no sé qué lleno de energía, como si un halo de bienestar estuviera alrededor de ellas. Son personas más jóvenes o mayores, pero a las que habitualmente nos cuesta “echarles” la edad que tienen. Y no es cuestión de la cantidad de cuidados estéticos que se prodigan, más bien al contrario, no suelen usar mucho los centros de estética.

Sus autocuidados van en otra dirección: saben controlar su alimentación, son amantes de la cultura, el arte, los viajes, la lectura, el cine, una buena conversación….

No suelen decir “es que soy mayor para…”, “es que hacer o ponerme esto ya no me pega…” y es que estas personas no se sienten achacosas e infelices, ni andan todo el día en la farmacia, ni dicen… “es que con mis años…”

Debemos tener claro que cada periodo de nuestra vida es un tiempo estupendo, emocionante, interesante,…

Los 20, los 30, 40, 50, 60, 70, 80, 90… nos ofrecen unas posibilidades inesperadas , a condición de que seamos capaces de asimilar nuestro avanzar por la vida.

Si tienes una actitud adecuada, puedes ser un joven a los 70. Por el contrario, puede que uno de 30, piense y se sienta como un viejo. Hace unos días tomaba un café con una mujer que me contaba lo inmensamente feliz que era al haber descubierto el amor de nuevo. Ella con 68, el con 74. Tienen proyectos, viajes, van de la mano,… me decía que sentía mariposas en el estómago cuando le veía… Esto es un indicador de inteligencia corporal.

Todo está en el cuidado equilibrio de cuerpo, mente y espíritu de forma inteligente,… en la aceptación de lo que nos pasa y de lo que tenemos y, ante las caídas,  nos volvemos a levantar, y volvemos a sonreír y volvemos a mirar de frente. No nos quedamos ahí abajo, en compañía de nuestras penas.

Esta vida es muy corta como para perder mucho tiempo lamentándonos. Muy al contrario, trata de evolucionar,  de compartir, de aceptar, de continuar….

Todo esto conforma la Inteligencia Corporal 😉 Abrazos!

Nube de etiquetas