Psicología, Educación, Salud y Vida

Entradas etiquetadas como ‘momento presente’

Si estás bien dentro, estás bien fuera…

almendro.florAnalizo a menudo situaciones de mi vida (y de las personas que me rodean) y es fácil descubrir que cuanto más me miro hacia dentro, acepto lo que hay, corrijo lo que no me gusta y me dejo fluir conmigo misma, mejor estoy con el exterior.

La sociedad actual, como si de un merchandising se tratara, nos fuerza a buscar la realización personal en un proyecto, en una elevada perspectiva, en la búsqueda del éxito (¿qué éxito?), en unas sesiones de coaching, en una indefinida autorrealización,… y, con esto, se corre el peligro de perder de vista que lo más sencillo y cercano suele ser lo más placentero. Debemos pensar que para estar bien no es necesario devanarse los sesos ni hacer muchas de las modernidades en boga; para ser feliz no necesitamos muchas actividades exteriores, muchas compras, muchos cambios inducidos desde fuera,…

Simplemente aprender a observar, aceptar y vivir este preciso momento como si fuera el último de nuestra vida. ¿Vas por la calle? Ve con la mirada alta, fíjate en las demás personas, saluda aunque solo sea con un gesto de sonrisa interior. Los demás lo notan y te devuelven una sonrisa. Pruébalo. ¿Vas a hacer deporte? Siente tus músculos, disfruta de la actividad, visualiza tu cuerpo cómo se va fortaleciendo, siéntete en armonía con tu entorno,… ¿Estás cocinando o haciendo actividades caseras? No te lamentes de lo que haces, muy al contrario, disfrútalo, canta, pásalo bien, pon tu mejor energía en ello…

Solo tú eres el dueño de tus reacciones, nadie influye en cómo te sientes, tu actitud depende de ti. Cuántas veces oímos…. “es que me ha hecho esto, es que me ha dicho aquello”... A veces los demás pueden tratar de desestabilizarte, pero tú y solo tú eres quien decides cómo elaborar esa situación. Necesitamos desarrollar nuestro Ser interior, encontrar nuestro centro, nuestra estabilidad, y fluir desde ahí,… Logrando un equilibrio en los adentros es más fácil no caer en las reacciones emocionales rápidas y descontroladas que tanto daño nos hacen. No por muchos cursos externos aprendemos a manejar lo interno (aunque a veces ayuda, por supuesto).

Con proponernos vivir el momento presente, aceptar lo que somos y tenemos (y evolucionar con ello), así como mantenernos en nuestro ser interior, hemos dado pasos de gigante hacia la tan traída y llevada felicidad y bienestar vital. Y aunque hagamos cursos, sesiones, y terapias, será por puro placer de desarrollo personal, no por buscar el centro,… ese ya debe estar ahí, sosteniéndonos y manteniéndonos firmes, porque es el eje de nuestro Ser.

Piénsalo e inténtalo, tú puedes. verás qué fácil. Y si te cuesta mucho, pide un poco de ayuda, pero hay que ir en ese camino. Desarrolla #ElArteDeSerFeliz.                          Un abrazo, Asun 😉

Anuncios

¿Existe la felicidad…?

manos felicidadConozco a bastante gente que dice esperar que pase algo en sus vidas para ser felices, y que hasta que no lo consigan, su bienestar está limitado.

Pero no se han parado a pensar en algo tan simple y tan grande como que la felicidad es algo inherente a cada uno de nosotros. ¡Ya la tenemos! Sólo hay que saber verla, reconocerla y sentirla. Aquel que espera otra estación del año, un premio, las vacaciones, la llegada de alguien, que algo nuevo ocurra,…. seguramente está viviendo proyectado en el futuro, por lo que se está perdiendo muchísimos momentos del presente cargados de bienestar, de sorpresas, de magia, de conexión con otros y con la naturaleza,… en suma, de felicidad.
A su vez tendrá dificultades para resolver sencillas o no tan sencillas situaciones del día a día, porque su proyección futura o pasada le impide ver la solución a sus problemas o tener ideas creativas para salir de esa situación.

Si, lo oímos muy a menudo,… pero es una diáfana verdad que sólo tenemos el momento presente. Y tu felicidad o falta de la misma, únicamente depende de ti y de cómo manejes tus situaciones vitales. Así que ve en busca de su conquista. No esperes que algo nuevo pase para ser feliz.

¡Ya lo creo que se puede dar un mayor y mejor sentido a la vida!                    Porque #siquierespuedes
Un abrazo, Asun 😉

¿Muestras coherencia entre lo que dices y luego haces?…

coherenciaHace unos pocos días acudí a una charla y sesión terapéutica sobre mindfulness. El planteamiento era correcto y el ponente amable, conocedor de lo que tenía que hacer, habituado a dar charlas y cursos. Yo estaba en la primera fila, así que pude observar sus uñas casi inexistentes debido a una onicofagia (término psicológico utilizado para describir el impulso incontrolado de morderse las uñas) que le acompañaba desde hacía muchísimos años. Él hablaba de la atención plena, del momento presente, de la reducción del estrés, de la respiración,…conceptos, por otra parte, muy importantes. Así lo creo y, de hecho, practico muchos ejercicios en este sentido. Proponía y nos daba consejos sobre cómo usar las técnicas para control de la ansiedad, del sueño, del peso, eliminar hábitos indeseados, dejar de fumar,…

No me pareció oportuno ponerle en evidencia haciendo tan impertinente pregunta pero, cuando finalizó la charla, me acerqué a él y le mostré mi sorpresa por el estado de sus uñas. Se sorprendió de que me hubiera fijado en ello, me dijo que desde siempre era así y derivó la conversación hacia otros temas. Ya no quise decirle que me sorprendía así mismo su bien marcada barriga, cuando una de las grandes aplicaciones del programa que imparte está enfocada al control de la alimentación.

Y volví a sentir la falta de coherencia entre lo que se dice, se “vende” y se hace. La psicología, la inteligencia Emocional, el coaching, las técnicas de relajación, los programas de reducción de estrés,… también se han mercantilizado, y cualquiera se atreve a ponerse delante de un auditorio sin la más mínima dosis de congruencia y sentido común. Y me da pena. Porque cada día va a ser más difícil distinguir el válido del no válido, la ficción de la realidad.

Todos mostramos en las redes nuestra mejor cara, pero también debemos aprender a mirarnos en nuestro espejo interior antes de vender productos que quizá ni estamos usando en nuestras vidas. Y me pregunto… ¿qué puedo enseñar si no soy soy capaz de seguir los consejos que indico a los demás? Importante pregunta para la reflexión.

Un abrazo, Asun 😉

Nube de etiquetas