Psicología, Educación, Salud y Vida

Entradas etiquetadas como ‘niños’

¡No comas sin ton ni son!

Hace un par de meses leí en la prensa de mi comunidad un escalofriante artículo sobre una empresa de servicios de comida en comedores escolares, residencias de personas mayores, centros de educación infantil y primaria, centros de día, hospitales, personas dependientes…
El tema es muy grave ya que se constataron en diversos centros y poblaciones, denuncias sobre la mala calidad de la comida, entre otros:
⁃ Presencia de bacterias en menús.
⁃ Deficiente presentacion, sabor y olor de la comida, (centro personas mayores).
⁃ Larvas de gorgojo en platos servidos a niños (en varios colegios).
⁃ Denuncia de padres por la escasez y mala calidad de los alimentos que reciben sus hijos.
⁃ Un trozo de madera de 2 cm en un plato de verduras.
⁃ Bacteria listeria monocytogenes. En este caso, los envases estaban cerrados antes de su análisis, por lo que ya estaban contaminados. Esta bacteria genera enfermedades antes de que se note nada raro en la comida, afectando a niños y mayores. 
⁃ Un chicle mascado en un plato de comida.
⁃ Un insecto dentro de una croqueta.
⁃ Una tuerca.
⁃ Un trozo de cuchilla de 2 cm.
Como podemos comprobar, es absolutamente incomprensible e inadmisible.
Se incumplen gravemente los protocolos de sanidad y cuando hay denuncias, se resuelven con multas, como si el dinero tuviera potestad de sanar. 
Y luego nos preguntamos de dónde han surgido tantas y tantas nuevas dolencias y enfermedades que no existían hace 100 años. Y tantos y variados cánceres, enfermedades neurodegenerativas y del estado de ánimo, enfermedades del sistema inmunológico,…. El ser humano vive más años que nunca, pero acarreamos mucho lastre en nuestra salud con dolencias variadas que hace 60 años ni existían. Eso sí, los laboratorios se frotan las manos porque a cada nuevo "mal" ellos nos ofrecen grandes "remedios" que nos aliviarán esos síntomas pero quedará encubierta la causa de la enfermedad. Además, si te duele el estómago te trato el estómago y punto…. como si esta parte del cuerpo no tuviera relación con el resto.
Lástima que aún la medicina no se da del todo cuenta de que somos seres completos con un organismo en interacción y lo que le pasa a un órgano afecta al resto del cuerpo, cerebro incluido. 
Y estoy segura de que somos lo que comemos, cómo lo comemos y lo que pensamos.

Vigila tu alimentación, lo que comen los tuyos, lo que les dan en los centros escolares o cualquier otro lugar y si no te gusta… denuncia, protesta, habla, grita, hazlo visible. Algunos desalmados no pueden quedar impunes jugando con la salud de todos para llenar sus arcas. 

La solución no pasa sólo por poner multas, sino por cerrar de un plumazo estas empresas que se pasan por allí la salud de los demás y comercian con nuestra alimentación.
Mientras tanto y por tu cuenta, prescinde de azúcares y lácteos (para empezar). Te harás un gran favor. Y aumenta tu formacion-información en materia de salud y alimentación. Esto también es educación.
Que no nos vendan como saludable mucha de la "comida-basura" que tan bonita y apetecible nos muestran en TV o en los supermercados. Vamos a ser más críticos. Nos jugamos mucho.
Hablaremos de todo esto con más intensidad.
Un abrazo y hasta pronto 😊 

Anuncios

¿Te interesa la Educación?… piensa en esto

niños.telentoLa profesión de maestro, enseñante, profesor o educador debiera ser incompatible con la mediocridad intelectual. Así que cuestiónate que no es bueno que te comportes como una oveja incapaz de salir del redil. Lo que algunos libros, leyes y normas dicen que hay que hacer, no es necesariamente lo mejor. Debes ser lo suficientemente amplio de miras y creativo como para cuestionarte si lo que está recibiendo ese niño o niña, es realmente lo que necesita. Es necesario aplicar la inteligencia emocional y la reflexión a cada uno de nuestros actos.

¿A veces te quejas de que en tu grupo hay muchos niños diferentes? Pues es mejor que pienses que eso es un lujo. En la diferencia está el potencial. Muchos de nuestros niños no son peores que el resto, sino que tienen una forma diferente de aprender. Además,… ¿qué es eso de ser peor o mejor?, ¿qué criterios estamos barajando?, ¿es mejor el que sabe muchos contenidos aunque no sepa desenvolverse bien en el grupo?, ¿es mejor el niño triste que no nos da guerra porque está callado y ausente en su asiento?…

Ninguno es mejor ni peor, solo diferentes, y eso que en educación se oye constantemente: “este niño es muy bueno en lenguaje”, “este es malo en conocimiento”,… teniendo las palabras BUENO Y MALO, tantas connotaciones cerradas y marginales, que debiéramos erradicarlas de nuestro lenguaje cotidiano en el medio escolar y familiar. Un disléxico, un niño con dificultades en la atención, otro que presenta torpeza motórica,… no debieran ser etiquetados y marcados, sino más bien buscar el equilibrio en la respuesta, tantas veces exagerada, de sacarlos a clases de apoyo.

Pero hay un problema de base de índole cultural y social, y es que nuestro país margina las diferencias. Estos niños no deben ser la rareza, sino  esas personas que tienen sus grandes talentos pero que los muestran de una forma diferente. Todos tenemos eso que nos gusta y que hacemos bien, y donde nos desenvolvemos con fluidez. Es lo que el gran Ken Robinson llama EL ELEMENTO.

Ese niño que decimos que es un desastre con sus cosas, y que sin embargo dibuja a las mil maravillas o le encanta la música y se queda extasiado con ella, quizá  sea un genio en potencia, como lo fueron Rodin, Van Gogh, Einstein, B.Franklin… Hay muchísimos “imprescindibles socialmente” que, en la escuela, eran diferentes. Y pudieron manifestarse cuando acabaron la etapa escolar, porque el sistema no les supo entender.

Todos los planes, leyes y sistemas educativos en este país han prestado atención a las diferencias únicamente desde la marginación, desde el apoyo externo, buscando la uniformidad del aprendizaje de todos los niños. Así que ya va siendo hora de que empecemos a dejar la mediocridad educativa de lado y actuemos en el aula y en nuestras casas de otra forma y con otras perspectivas y valoraciones, a través de proyectos, a través de planteamientos en los que quepan todos y usando metodologías en las que cada chico y alumna puedan expresar su potencial y moverse en su ELEMENTO.

¿Vamos a ello? ¡SI!, porque tú no quieres ser un mediocre intelectual.

Un abrazo, Asun 😉

Analizando una cabalgata de Reyes…

El sábado estaba en Valencia (ciudad que me encanta) y paseando por el centro, tuve la oportunidad de ver la esperada cabalgata de Reyes.
Y la verdad es que mis apreciaciones no coinciden mucho con el “éxito” de la misma que recogían los periódicos locales esta mañana.

Veamos:
A lo largo del recorrido, y desde antes de las 5 de la tarde, ya estaban los padres, abuelos y famlias con los niños cargados de inquietud e ilusión ante el magnifico espectáculo que esperaban tener ante sus ojos.
Hacía muy buena tarde y se estaba a gusto. Pero la larga espera hubiera merecido la pena si el desfile hubiera sido mejor planificado. Había muchos niños a mi alrededor y pude observar sus comportamientos, ilusiones, reacciones, frustraciones,…

Cuando a eso de las 6 más o menos, comenzó el desfile, mi sorpresa fue mayúscula viendo pasar un gran número de furgonetas y vehículos de publicidad… El Corte Inglés…y otras marcas comerciales que no aportaban NADA, al menos a la situación de Cabalgata que esperaban los niños,… Ya llevaban mucho tiempo esperando, estaban cansados, los padres también,…

Después pasó un camión de bomberos que,… vale,… pero no se qué pintaba en la cabalgata… Y los niños seguían esperando,…

A continuación un oso gigante de cartón piedra que tampoco sé qué hacía en Valencia, con unos colmillos amenazadores, que movía la cabeza de lado a lado y ante el que los niños se retraían y escondían detrás de sus padres,…

De repente, unos diez coches de policia, así, a pelo, con sus luces, sirenas,…los hijos nerviosos y sin entender…
Las 7,15 y nada que se asemeje a los reyes de Oriente,…

Un carro suelto con alguien que parece un rey, pero resulta ser un paje, o campesino, o lo que fuera… Anque iba solo y sin relación alguna con un rey…

A continuación muchos policías a caballo… Más bien parecía hasta ahora un desfile para adultos de las fuerzas de seguridad del Ayuntamiento de Valencia,….

Ah! pero paciencia… ya llega lo bueno… Unas contorsionistas en unos aros,.. quizá anunciaban el circo cuya furgoneta también desfiló y daba entradas de descuento,…

Gran griterío, ¡Llegan los Reyes! ¡Ahora si!
Pero, ¡ay, error de cálculo!

Ya son casi las 7,30… Pasa Melchor subido a una especie de trono en un castillo… A la velocidad de la luz… ¿Y los camellos?

Parece que el tiempo no ha sido bien medido… porque aparece Gaspar en un trono similar y pasa rápidamente … Son las 7,30…

Y seguidamente Baltasar pero… ¡oh sorpresa! Es de color blanco con un poco de maquillaje, un niño a mi lado le pregunta a su madre… ¿Pero no era negro? … Pasa rápido,..muy rápido,…

Por último, la ambulancia detrás y fin.

En resumen, más de una hora desfilando delante de los niños cosas y situaciones sin sentido y los Reyes debían tener mucha prisa,… porque en menos de 10 minutos han desaparecido los tres. Y los niños no tenían ni tiempo de disfrutar de la situación de tenerlos brevemente delante.

Yo, soy adulta, pero después de tan larga espera, me he sentido defraudada. Y supongo que muchísimos niños también.

Y me cuestiono que para organizar un evento para niños, una cabalgata, o lo que sea, hacen falta asesores pedagógicos, o alguien con mas sensibilidad y otra forma de hacer las cosas, que no sirve el concejal de festejos de turno, que los niños merecen mucho, muchísimo más.

Y que, como siempre, en los adultos falta mucho sentido común. Si los niños tuvieran la capacidad expresiva oral de los adultos, nos dejarían muchísimas veces a los mayores callados y sin argumentos, porque ellos tienen mucho más y mejor sensibilidad.
Ya lo creo.
Espero que al llegar a casa se vieran recompensados con uno de esos juguetes que tanto deseaban.
Bendita infancia.

Nube de etiquetas