Psicología, Educación, Salud y Vida

Entradas etiquetadas como ‘padres’

¡Agradece!. Es sanísimo

Me llega de una queridgraciasa mamá esta nota que mandó hace unos días a la dirección de la guardería a la que va su niño de un añito.

Hola Rocío.  Soy Myriam.
Mientras escribo estas palabras ya me estoy emocionando.
Ha sido el mejor año de nuestra vida por el nacimiento de nuestro primer hijo, Millán y os escribo estas palabras porque es lo mínimo que puedo hacer. Habéis jugado uno de los papeles más importantes de nuestro entorno. 
Dimos en el Centro en abril de 2015, todavía embarazada de 7 meses por la prisa de las chiquibecas que obligaban a tener que elegir pronto. Menudo agobio me entró.
En una semana vimos unos 6 coles de Logroño y en cuanto llegamos a “CuentaCuentos” no hizo falta más, nos miramos diciendo…  ¡Aquí es!
Millán empezó la guarde con 6 meses y desde el primer día nos habéis hecho todo facilisimo. 
Cada día, en la entrada, a primera hora  con esa energía y positivismo que desprendéis todas, desde tú como directora y coordinadora pasando por todas y cada una de las chicas, la cocinera, la chica de la limpieza, siempre con una sonrisa. …  podíamos percibir la conexión y relación tan buena con nuestro entonces bebé. Nos hacía muy felices ir percibiendo ese necesario vinculo cargado de bienestar y buenas emociones. 

Sois unas profesionales de categoría y unas personas excepcionales. Confiamos plenamente en todo lo que nos decís y como lo hacéis. 

Hoy es el último día de cole del primer año y no hay dinero en el mundo que pague vuestra labor ni palabras de agradecimiento para deciros lo bien que lo habéis hecho y lo contentos que estamos.

¡¡¡GRACIAS!!! os echaremos de menos estos días de vacaciones. 

¡Nos vemos en septiembre!!

Creo que no necesita muchos comentarios. Solo quiero precisar que este tipo de acciones denotan una gran dosis de inteligencia emocional, así como unas vivencias muy importantes sobre psicología positiva y educación. Estoy segura de que nuestro querido Millán está creando en su cerebro unas conexiones sinápticas (entramados neuronales) que van a ser una gran base para el desarrollo emocional en su vida.

Yo también estoy orgullosa de tener algo que ver con este grupo familiar. 😉

Tus hijos no son tuyos…

Siempre que leo este poema, me emociono. Es una bellísima reflexión del sabio poeta libanés Kahlil Gibran (1883-1931) para que los padres y educadores podamos ponernos en la perspectiva correcta en temas educativos. Léelo más de una vez. Seguro que a cada relectura descubres nuevos mensajes. Un abrazo 😉

¿Algo que ver con niños?…¡estate atento!

Cufamilia04alquier madre o padre con sentido común, experimenta que la paternidad y maternidad les proporcionan las mejores enseñanzas sobre ellos mismos: sus límites, sus estilos educativos, su manejo de las relaciones y conflictos, y…¡cómo no!, sobre la crianza de un hijo.

Cuando la gran escritora Susan Sontag tuvo a su único hijo, iba escribiendo notas sobre lo que ella consideraba más importante para educar.

La verdad es que desde el punto de vista de la psicología educativa, todas sus reflexiones tienen interés. No están todas las que son, pero sí son todas las que están. Vamos a recordar algunas:

  • Ser coherente.
  • No hablar sobre él con otros (por ejemplo, contando cosas en exceso graciosas) en su presencia.
  • No cohibirlo.
  • No elogiarlo por algo que yo, como madre o padre, no aceptaría siempre como bueno.
  • No reñirle con severidad por algo que los padres le han permitido hacer.
  • Seguir y respetar lo máximo posible unas rutinas diarias.
  • No permitirle que, cuando los padres estén con otras personas, quiera monopolizarles.
  • En caso de estar separados, no hablar mal de su padre/madre. Ha sido un tema de adultos y los niños no tienen por qué hacerse una imagen negativa de uno de sus progenitores.
  • No inhibir ni desalentar sus fantasías infantiles.
  • No suponer que lo que me gusta, le va a gustar a él, y viceversa,…

Y yo añado…

– Dedica más tiempo a jugar con ellos, ver películas, oír música, hacer manualidades, contarles cuentos e historietas reales o inventadas, hacer deporte, salir a andar…  Contribuirás a su mejor desarrollo y luego no te sentirás culpable. La infancia pasa rápidamente. Si tienes menos tiempo, al menos el que le dediques que sea de calidad.

– No siempre que estéis juntos hay que hacer cosas. Puedes hacer que tu sola presencia le haga sentirse bien o mejor.

– Cuidado con el uso de móviles y demás artilugios. Están sustituyendo dramáticamente la comunicación familiar. Por parte de todos los miembros de la familia, en casa debiera haber momentos consensuados libres de aparatos.

– Organizad planes familiares entre todos. Así ellos también sabrán cuándo pueden contar con vosotros y para qué actividades: ir al cine, salir de fin de semana, ir a comer fuera, ir a visitar amigos,…

– Por supuesto, dejad que manifiesten su creatividad, que hagan cosas por ellos mismos, fomentad los inventos, la fantasía, las artes,…

Y todo ello impregnado de valores, de competencias emocionales, con amor,… también riñendo cuando hay que hacerlo, pidiendo responsabilidades y tratando de llegar a ellos como nos gustaría que lo hicieran con nosotros. Cuestiónate cada paso que des y valora si te gusta lo que haces y cómo. Si no, cambia algo.

Sigue estos sencillos consejos, ¿vale?.

Los hijos crecen muy rápido. Y lo que hacemos mal no tiene marcha atrás. Así que trata de hacerlo bien, muy bien.  En mis grupos de Escuelas de Madres y Padres sobre “Educar en el Arte de Ser con Competencias Emocionales”, hablamos en profundidad de todo ello. Y se obtienen grandes aprendizajes de rica utilidad en la preciosa labor de educar con amor, equilibrio, coherencia y sentido común.

Hasta pronto, un abrazo, Asun 😉

 

 

 

 

Nube de etiquetas