Psicología, Educación, Salud y Vida

Entradas etiquetadas como ‘sentido-común’

Padres… ¿Es que no os dais cuenta cuando hacéis algo así?…

Esta mañana, a eso de las 11, entro a un bar a tomar un café con hielo, me siento en una mesa y, como me encanta observar, me encuentro con la siguiente situación:

Entre otras personas (no muchas) en la barra hay una mamá, tomando una cerveza (claro, hace mucho calor)… con un niño, su hijo, de unos 6 años, alrededor de ella. El niño toma una Coca-Cola. Mamá habla con dos chicos (a los que debe conocer porque hablan amigablemente) de unas terceras personas.

Y, con el niño delante, sin tener en cuenta si está o deja de estar, comenta su mamá, con esta riqueza de vocabulario: “Es que son dos mongolitos. Son subnormales. Qué se han pensado”… y los otros le ríen la gracia. Y en el bar se forma un corrillo alrededor de ella aportando cada cual su chascarrillo descalificador hacia los que no están. Y el niño con la antena puesta. Aprendiendo sin parar.

Y ella sin acordarse del montón de veces que ha oído en el cole que los niños aprenden básicamente por imitación y por modelos.

Es una mamá que conozco y sé que es de las que tiene costumbre de ir al cole a quejarse a los profes de cómo tratan a su hijo y, ante cualquier situación, la culpa la tienen los demás. Ella se jacta de lo bien que educa a su pequeño, porque le lleva a muchas actividades extra escolares y le da todo lo que pide.

Y yo me pregunto en ese momento sobre la gran confusión educativa que existe y la falta de modelos familiares y sociales estables y coherentes que ayuden mínimamente a nuestros pequeños a desarrollarse equilibrada y armónicamente en el respeto y la responsabilidad. Y me dan pena los niños. En muchos casos, lo tienen muy difícil.

Anuncios

Tú no eres así… evolucionas

Pienso que, a lo largo de la vida, todos pasamos por diferentes etapas, manifestamos distintas tendencias y, muchas veces, echas la vista atrás y te hace gracia ver cómo eras y te mostrabas hace unos años a cómo eres y te manifiestas ahora.

También tengo claro que nuestra evolución es constante, hasta nuestro último aliento, y que cada cual somos los únicos responsables de nuestras vidas. Así que no le pidas cuentas a nadie y mira un poco hacia tu interior. Tu conducta la gestionas tú. Y tus reacciones y estilo comunicativo sólo depende de tí. No eches culpa a otros de tus actos.

Eso es inteligencia emocional y responsabilidad personal. ¿Si?

No quiero un limón bonito…

… quiero un limón saludable.

Hoy he comprado limones y siguiendo mi buena costumbre de leer todos los ingredientes y etiquetas de los productos, leo esto:

“tratado con IMAZALIL”. Busco qué es eso y me informo de que es un fungicida sistémico que controla un amplio espectro de hongos en frutos, vegetales, cucurbitáceas, patatas, cereales y plantas ornamentales.
Particularmente activo contra cepas resistentes a los benzimidazoles.

En su etiqueta, habla de las precauciones que debe tomar el operador que fumiga los frutales…

  • “Nocivo en caso de ingestión e inhalación.
  • Durante la preparación y utilización del producto no comer, beber o fumar.
  • Evitar la inhalación de la sustancia nebulizada, así como el contacto del producto con la boca los ojos y la piel.
  • Usar traje protector adecuado como gafas, guantes, mascarilla, y botas. Si el manejo del producto concentrado es continuo, usar además mascarilla con filtro.
  • Antes de comer, beber o fumar, sacarse la ropa contaminada y lavarse bien las partes expuestas de la piel con abundante agua”.

Está claro que restos de este producto permanece en la cáscara y ha podido pasar al fruto. Y está claro que muchas de las nuevas enfermedades con mayor incidencia cada día (cáncer incluido), afecciones neuromusculares, alergias, están causados por estos tratamientos que hacen que la fruta y otros alimentos nos entren por los ojos, pero nos envenenen en cierta manera el organismo.

Necesitamos cuestionarnos qué comemos. Necesitamos cambiar hábitos. Necesitamos mirar etiquetas y desechar lo que no sea saludable. Necesitamos una alimentación más ecológica. Necesitamos tomar las riendas de nuestra vida y salud.

No sólo para vivir más años, sino para vivir mejor.

Esto también es educación. Y en los centros educativos debiera haber espacios y tiempos para practicar el análisis y la crítica en este sentido, aprendiendo nosotros y enseñando algo tan importante como saber qué comemos.

Vamos a cuestionárnoslo. Merece la pena.

Nube de etiquetas