Psicología, Educación, Salud y Vida

Entradas etiquetadas como ‘ser’

Sobre Competencias Emocionales…

Se ha comprobado que las personas capaces de desarrollar habilidades emocionales positivas y potentes disfrutan de una vida plena y poseen las herramientas neemotional abilitycesarias para obtener la máxima productividad. Al contrario, los que tienen dificultades en organizar sus sentimientos están en continua lucha interior, víctimas de sus propias emociones.

No basta con oír, hay que escuchar atentamente. No basta con llorar, hay que superar el dolor. No basta con dar nuestra solución a los problemas de los niños o de los demás: hay que ayudarles a buscar sus propias soluciones. Esto requiere adquirir una serie de destrezas que muchas veces no son innatas porque evolutivamente nuestro diseño era para cumplir unas funciones básicas… Amar era proteger del mundo exterior y vivir era, fundamentalmente, sobrevivir.

Pero este no es el mundo de hoy. Antiguamente las opciones de vida eran más sencillas. El mundo de hoy nos abruma con múltiples decisiones y muchas veces sin referentes claros. No podemos escondernos bajo una tapadera porque ya sabemos que la violencia engendra violencia, que si pegamos a nuestros hijos ellos pegarán, que si gritamos a nuestros alumnos les estamos enseñando esta conducta.

Si no les ayudamos a desarrollar la autoestima, probablemente dejarán que los demás les maltraten y puede que también ellos maltraten. Si nuestro amor es CONDICIONAL solo sabrán esperar algo a cambio de nuestras muestras de cariño. El dolor y la ignorancia se pueden amplificar en siguientes generaciones. Así que necesitamos conocernos un poco más, escarbar en nuestro mundo interior, analizar nuestros impulsos, entender nuestra ira, saber cuando reaccionamos por qué lo hacemos, y poder transformar ese sentimiento y esa reacción.

Por esto son tan importantes las competencias emocionales, por esto debemos preguntarnos un día sí y otro también si lo estamos haciendo bien, por esto cuando no lo hagamos tan bien deberemos rectificar ese comportamiento y mejorarlo en la próxima ocasión…. Por esto necesitamos autorreflexión una y otra vez.  Las cosas no son válidas porque se hayan hecho así toda la vida. Es necesario que nos cuestionemos que si con cada paso que damos, caminamos en la dirección correcta.  Tanto nosotros como adultos, como personas, como en nuestro rol profesional,… y si tenemos a niños o jóvenes a nuestro cargo en alguna medida, esto se hace no solo importante, sino urgente y prioritario.

Revisando nuestras competencias emocionales, mejorando en nuestra condición de SER, con mayúsculas.  Un abrazo, Asun 😉

 

Nube de etiquetas