Alíate con la ternura… Saldrás ganando

    El amor y la ternura siempre son importantes. Pero el amor y cariño que recibimos cuando somos pequeños queda grabado a fuego en la “amígdala” – no la de la garganta- , sino un pequeño órgano en la parte posterior de nuestro cerebro donde se procesan las emociones. Seguro que tienes frescos y nítidosSigue leyendo “Alíate con la ternura… Saldrás ganando”