Psicología, Educación, Salud y Vida

Entradas etiquetadas como ‘triunfo’

¿Qué es eso de triunfar?…

triunfos.25279Leo en un suplemento dominical un interesante artículo sobre la sabiduría de muchos grandes maestros en diferentes disciplinas de la vida española, y estoy fundamentalmente de acuerdo en gran parte de su contenido, pero no en todo. A veces nos dejamos llevar por la sensación de que lo que está escrito es la verdad y apenas nos cuestionamos si lo que ahí se contempla responde a la realidad del día a día de un país y de una sociedad.

Dicho texto habla de presidentes, actores, jueces, artistas, músicos, cocineros,… sin los cuales la cultura quedaría mermada y, quizá, maltrecha. Pero hace alusión constante a sus triunfos, como si triunfar fuera exclusivamente destacar en algo, contribuir de manera “visible” al enriquecimiento del entramado válido que sustenta los avances de un pueblo.

Y el afán de superación, el comerse el mundo, las alegrías que te da el éxito, ver lo que haces como un regalo divino,… no son de exclusividad de los grandes triunfadores que la sociedad y los medios de comunicación, reconocen como tales.

Para mí, triunfa el fontanero que viene a mi casa y hace la magia de arreglar las cañerías, triunfa mi madre que con 88 años hace las mejores croquetas del mundo, triunfa un grupo de teatro popular que a cambio de cero euros se pasan el año preparando y representando obras, triunfa el presidente de mi escalera que sabe llevar bien la junta de vecinos,  triunfa el maestro anónimo que cada día está con veinticinco niños enseñándoles lo mejor que sabe de la vida, triunfa el que está enfermo o en un hospital y lucha por salir de su situación, y también triunfa el que está en la calle con la mano extendida pidiendo unas monedas porque tiene la dignidad de hacer eso. Y triunfas tu y triunfo yo en nuestras respectivas actividades y vidas.

No triunfa sólo el que gana. También triunfa el que sigue cuando cree que no puede más, el que lo intenta una y otra vez y se levanta después de cada caída, el que pierde todo y no doblega su espíritu, el que conquista sus miedos, el que lucha por su superación personal,…

Así que revisemos bien los vocablos y no vayamos a pensar que somos pobres seres anónimos porque lo que hacemos apenas se ve, no sale en los medios de comunicación, y no tiene relevancia para nadie, por lo que no tenemos derecho a llamarnos triunfadores. Todo lo contrario.

Además, cada día tengo mayor certeza de que el auténtico triunfo no es tanto el del exterior, sino el del desarrollo interior del  Ser, la armonía, el equilibrio, la empatía, la comprensión, el amor,… y todas las cualidades que nos acercan unos a otros y nos hacen crecer como seres humanos.

Ahí está el auténtico triunfo. Al menos, es lo que pienso.  Un abrazo, Asun  😉

Anuncios

Nube de etiquetas