¿Crees que puedes?… Pues ¡puedes!

Seguro que, como adulto, alguna vez te has parado a pensar en el diálogo que estableces contigo mismo. Sin duda, ello condiciona en gran manera la respuesta vital que damos al mundo que nos rodea. En los adultos esta voz es prácticamente automática. Y esta voz, cuando es positiva, es el medio más poderoso deSigue leyendo “¿Crees que puedes?… Pues ¡puedes!”