Psicología, Educación, Salud y Vida

Ninguna persona alcanzamos la meta con un solo intento, ni perfeccionamos la vida con una sola rectificación, ni cogemos altura con un único vuelo. Nadie evolucionamos sin haber pisado en falso unas cuantas veces.

No es posible recoger la cosecha sin enterrar muchas semillas y abonar bien la tierra. Nadie vivimos sin acobardarnos en muchas ocasiones, ni subimos al avión sin temerle un poco al vacío.

Tampoco podemos sentir el amor sin probar sus lágrimas, y es difícil recoger rosas sin sentir sus espinas. No debemos juzgar sin conocer primero nuestra propia debilidad. Y cuando perseguimos un ideal, nos pasa por la cabeza si no estaremos estamos buscando un imposible. Y no solemos ver la oportunidad hasta que esta pasa por un lado y la dejamos ir.

Pero cuando tenemos la claridad de lo que deseamos, la motivación para dar otro paso más, el impulso de saber que lo podemos conseguir, la gran fuerza de nuestra voluntad,… en este caso, nadie deja de llegar. Cuando de verdad nos lo proponemos, todo se despliega en nuestro camino. Nos cueste menos o más, el objetivo está ahí, en nuestra ruta vital. Nuestro fuerte deseo y la creencia de alcanzarlo, nos abre infinitas posibilidades.

Si sacamos todo lo que tenemos,… ¡que no es poco!… y confiamos en nosotros mismos, ten por seguro que lo podemos lograr.
Ánimo, un abrazo, Asun 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: